Pamela Díaz presenta disco

"SEMILLAS DE MI VOZ" EN EL CMC

La cantante santarroseña Pamela Díaz presentará mañana su primer disco, “Semillas de mi voz”. El encuentro será a las 21 en el auditorio Bustriazo Ortiz del Centro Municipal de Cultura -Quintana 172-.
El disco cuenta con doce canciones y con la participación del guitarrista Juan Falú en una de ellas (“Cuando se muere un cristiano”, de Costello y Cruz).
“Los músicos que me van a acompañar son Osvaldo Lagos, que viene de Córdoba; él es además el arreglador del disco. Se suman de La Pampa, Martín Díaz que también está en el disco, Iago Avellaneda en bajo, Pablo Ardovino en percusión y Victoria Regojo”, contó Pamela en entrevista con LA ARENA.
“Semillas de mi voz” comenzó a tomar forma a mitad del año pasado y se empezó a grabar en septiembre. “Fue simultánea la producción del disco con la grabación. Acá trabajé la voz y la guitarra de uno de los temas que es de Yacomuzzi; todo lo demás está grabado en el estudio El Guitarrón, de Osvaldo Lagos, en Jesús María”. A finales de diciembre y enero se hizo la mezcla del disco y hace unos 20 días llegó el material editado.

Las canciones.
Pamela interpreta canciones folclóricas de diferentes artistas. Para este disco eligió temas pampeanos, argentinos y de autores extranjeros. “Yo siempre hice folclore en el más amplio sentido de la palabra. En algún momento, cuando era más chica, había más necesidad de hacer obras de La Pampa. A mí lo que me sucede es que mis padres son intérpretes, mi mamá sobre todo que es intérprete de música regional desde la década del 80 cuando casi nadie cantaba las canciones del cancionero regional, era una de las pocas voces femeninas”, expresó Díaz. “Tengo incorporado el sonido pampeano, haga o no haga canciones de La Pampa. Mi lugar de ver la música tiene que ver con este lugar primero, y yo desde ese lugar tengo una seguridad con lo que hago. Por eso puedo también mirar para afuera, ir y venir con las cosas, porque sé de dónde vengo”, aseguró.
– ¿Todavía no te animaste a componer?
– Creo que no estoy tan lejos de eso, son todos procesos. El arte de tapa también está hecho por mí. En el disco sucede que todo lo que yo soy, desde muchos lugares, está ahí; desde la forma de interpretar, elegir las canciones, en qué lugar, la estética del disco…

Inicios.
Pamela Díaz creció en un hogar de padres artistas, “Chiquito” Díaz e Hilda Alvarado. “Siempre mi casa o los lugares a donde íbamos estaban atravesados por ensayos, o los acompañaba a tocar; sin la conciencia de dónde andaba, pero era mi medio natural”, contó. “Por ahí tomás conciencia de la suerte que tuviste cuando sos más grande. Mi vieja cantaba en la década del 80 en la casa de algunos poetas que eran muy jóvenes en ese momento y yo de 7, 8 años, más todos los hijos de ellos, todos nosotros jugando, y los padres cantando, leyendo, todo esto en plena dictadura. Y ahora yo pienso que toda esa cuestión de esa resistencia por sostener la memoria es un poco esto, que no te lo podés sacar de encima, es un legado medio denso”.