Pampeano en País Vasco

Semanas atrás, el muralista pampeano Diego Sejas Rubio participó de un encuentro internacional de artistas realizado en el País Vasco. El año pasado había viajado a Sudáfrica en el marco de una actividad de similares características.
La reunión en el País Vasco fue denominada Encuentro Internacional de Jóvenes Muralistas y tuvo como tópico este año “La mujer en el ámbito rural”. Se realizó en el ayuntamiento de Iruraiz-Gauna, comuna que engloba a once pequeñas localidades diseminadas en la campiña de la Llanada Alavesa.
Diego Sejas Rubio trabajó durante tres días en el municipio de Alaitza, sobre una pared de 4,30 mts. por 4 metros, con un diseño en el que buscó reflejar la maternidad en relación con el trabajo de la mujer de campo. En la realización participaron niños y adultos, vecinos de la localidad.
Narró Sejas Rubio: “Fue una experiencia muy edificante. Cada muralista fue recibido en un pueblito y pintaba en contacto con la gente del lugar. Además compartimos nuestras experiencias, entre nosotros y con la comunidad local. La idea de fondo era integrar esos pueblitos y las diferentes culturas de los muralistas. Se trató de un intercambio cultural muy gratificante”.
Además de artistas vascos y españoles, participaron muralistas de México, Estados Unidos, Sudáfrica y Chile. Sólo dos argentinos viajaron: Sejas Rubio, que integra en nuestra provincia el Movimiento Internacional de Muralistas Italo Grassi, y Lisandro Urteaga, de Santa Fe.