Pedro Patzer presentará “Aguafuertes provincianas”

En un esfuerzo por “retratar la Argentina profunda”, Pedro Patzer publicó “Aguafuertes Provincianas”, libro editado por Corregidor que esta noche presentará durante un espectáculo artístico en la peña “La Porfiada” (Forns y Artigas 2030,entre Mendía y Evangelista). Además de poeta y dramaturgo, Patzer (37 años) es guionista de Radio Nacional Folclórica, donde se desempeña desde hace 16 años como encargado de artística. También trabajó en Radio Continental, y ejerce como docente en Eter y el Iser.
Parafraseando las “Aguafertes porteñas” de Roberto Arlt, en este libro Patzer acomete un viaje por el interior del país, mediante unas 90 viñetas que reflejan datos, miradas, anécdotas y modos sencillos de la vida cotidiana, en los rincones más olvidados del país. En este trabajo (su primer libro de relatos, después de dos de poesía) Patzer se sumerge en búsquedas “como el cancionero de los ríos, que nació de un río robado, en misterios como la chaya riojana, en imágenes de patios, limoneros y casas perdidas”.

Viaje al interior.
Mientras siguen su derrotero poético interminable, las aguafuertes de Patzer se alimentan de “frases folclóricas, de inscripciones en camiones, de la poesía de Edgar Morisoli, que escribe sobre la tabla del náufrago, porque La Pampa es un viejo mar y nos preguntamos entonces cómo son esos naufragios de la llanura, sobre los que siempre hablan los poetas del Cancionero de los Ríos”. Una tras otras sus viñetas iluminan: “nos hacemos preguntas con los dioses, los santos paganos y los canonizados, el carnaval y el silencio, porque así como existe un cancionero popular, hay ciertas cosas a las que nadie les canta y por eso son sólo silencio”, comenta.
Esta noche Patzer estará acompañado por varios artistas pampeanos, entre ellos Carlos Loza, Oscar García, Hilda Alvarado, Laura Paturlane. “Haremos una presentación muy teatral: algunos alumnos leerán fragmentos del libro, actuarán payadores y cantores, y todo resultará parecido a un programa de radio”.
Patzer sabe de poetas pampeanos y también de “Atahualpa, quien con sus preguntas nos enseñó que la mirada de un hombre de llanura encuentra el horizonte desnudo y por eso es distinta a la mirada de quien vive entre los cerros, que convive con el eco, padre de sus coplas y sus silencios”. Y por eso su libro enhebra voces de “los próceres cotidianos, cuyo lenguaje es fuente de vida, lunfardo de Dios que habla por boca de tanta gente, del baqueano, del maestro de frontera, una crónica sobre la búsqueda de la ciudad de los césares, que también es la ciudad de los duendes y los mineros”. Esta noche, desde las 21,30, su viaje interminable toca tierra en Santa Rosa.

Compartir