Puentes Fangos, dúo musical pampeano que busca su propio estilo

Puente Fangos es una banda oriunda de la ciudad de Santa Rosa que llama la atención a primera vista porque solamente está integrada por dos personas: Pablo Gómez en guitarra y voz, y Maximiliano Galván en batería.

“Partir de una formación así es partir de una base peculiar para el género. Es novedoso para la historia del género en sí, no abundan los ejemplos de formaciones como la nuestra. Pero en mi caso fue muy revelador para definir el estilo de tocar una guitarra, ya que me llevó, si se quiere, a construir mi propia referencia, una escuela propia, en el sentido de que hay que ser muy creativos para llenar el espacio vacío. Eso te invita a pensarte de otra manera como guitarrista”, explicó Pablo ante la consulta de LA ARENA.

Otra diferencia que hizo el músico respecto a los dúos de guitarristas que practican el mismo género que ellos es que “usan muchos efecto, y nosotros no”.

Puentes Fangos se formó a mediados de 2015, pero sus protagonistas se conocían desde hacía varios años antes, a raíz de “compartir momentos con amigos en común”.

El pasado sábado 22 de diciembre realizaron la presentación de su primer disco en el bar “Jake al Rey” de la capital provincial. “Ciclos de Luces y Sombras es un disco conceptual, temático, una cosmovisión. Las canciones siempre contemplaron ese horizonte, todas y cada una de ellas engranan de manera fiel en el mensaje que intenta dar el disco y reflejan un fragmento de una totalidad o realidad igual de compleja y misteriosa”, detalló Gómez sobre su primer trabajo con su compañero, el cual fue de bajo presupuesto y autogestionado por lo que demandó mucho “esfuerzo, programación y paciencia”.

“El trabajo es mas lento porque uno no goza los beneficios que te da un sello discográfico. Esto hace que el disco no entre por los ojos o las orejas como un chocolate o una propaganda de algún producto sino por el corazón de quien lo recibe, acá lo que importan son las canciones y no el paquete. La gente que fue a nuestras presentaciones y que pagó su entrada fue la que subsidió y legitimó esta posibilidad. El disco fue grabado por Alexis Antonio en Real Record y la verdad que fue como toda experiencia de vida; muy enriquecedora”, reconoció el joven.

En esa dirección, el guitarrista definió a la noche del 22 de diciembre como “mística” y afirmó que “quedará para el recuerdo”. “El sábado que presentamos el disco fue muy inspirador de verdad. Hacer un disco así genera desgaste y mas cuando uno tiene otras responsabilidades también, nosotros nos tomamos muy en serio esto que estamos haciendo con Puentes Fangos. Uno termina agotado pero es justo ahí cuando aparece la gente y te da su aliento, la gente nos transmitió eso el sábado, y eso es fundamental para nosotros, eso estimula las ganas seguir creando universos”, puntualizó.

Puentes Fangos no ha perdido tiempo en estudiar los músicos o bandas que los influenciaron y consideran que es difícil definirse dentro de un estilo porque “las cosas mutan”, pero asimismo admiten que su unión musical fue propiciada por “la magia de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota”.

“La verdad es que no deseamos parecernos a nadie, y si así sucediese sería por azar de la vida o una interpretación de alguien pero no nuestra intención. Es la mejor de las decisiones que podemos tomar, no definirnos, para que el arte no pierda su lugar de origen”, señaló el cantante.

El 2019 encontrará a este dúo de jóvenes artistas pampeanos brindando shows para seguir mostrando “Ciclo de Luces y Sombras”, con el objetivo de “seguir aprendiendo de los caminos que nos depare experimentar” con su reciente trabajo musical.

Fotos: Facebook Puentes Fangos.