Regreso de los Evita

PARTICIPARON 18 MIL JOVENES

El jueves pasado cerró con éxito una nueva edición de los juegos deportivos y culturales más inclusivos de Latinoamérica. Más de 18 mil jóvenes participaron de los Juegos Nacionales Evita 2016, que tuvieron lugar del 22 al 27 de octubre en la ciudad de Mar del Plata.
La Pampa, en la modalidad Cultura, estuvo representada por 26 adolescentes junto a adultos acompañantes, que compartieron junto a unos mil chicos de otras provincias argentinas, cinco días de plena integración, participando en talleres de teatro, danza, cuento, pintura, canto solista y conjunto musical.
En la noche del martes 25, La Pampa hizo su presentación ante las delegaciones del país en la Sala Nachman, con una puesta colectiva referida al reclamo de los derechos sobre el río Atuel; tema que fue propuesto por los mismos chicos y que ya había aparecido fuertemente en la instancia provincial. En esta puesta estuvieron representadas todas las disciplinas y categorías participantes. Los acordes de la Zamba del Río Robado, mezclándose con fragmentos de obras teatrales, cuentos, danzas regionales y composiciones inéditas, creadas por los mismos jóvenes, dieron fundamento a una puesta en escena que culminó con el despliegue de una bandera que rezaba la consigna “El río Atuel también es pampeano”, despertando un cerrado y encendido aplauso por parte de más de 500 espectadores de todas partes del país, que completaron la capacidad de la sala. Durante todas las noches, cada provincia pudo exhibir sus propuestas.

Actividades.
Durante la estadía en Mar del Plata, los chicos realizaron clínicas intensivas de cuento, danza, pintura y teatro en el espacio cultural Unzué; mientras que los talleres de música, tanto de canto solista como de conjunto musical, se desarrollaron en la Sala Nachman del Complejo Auditorium, sobre el boulevard marítimo. Destacados profesores, como Magdalena León en canto solista, trabajaron cada jornada con los jóvenes artistas, en donde la enseñanza se mezclaba con el relato de experiencias de los chicos llegados de cada rincón del país.
El grupo pampeano además, en sus momentos libres pudo disfrutar de juegos y entretenimientos ubicados especialmente para ellos en la rambla, bajaron a la playa a caminar y tomar mate.

Compartir