Se vienen los Culturales Evita

BAJO EL LEMA "ADN CULTURA"

La convocatoria para participar ya está abierta. Este año, el lema que unificará a todas las disciplinas es “ADN Cultura”, y a él deben responder las obras que se presenten en cualquiera de las disciplinas.
Los destinatarios para los juegos serán jóvenes de entre 12 a 18 años de todo el país, organizados en las siguientes categorías: Sub 14 -podrán inscribirse los nacidos en los 2005, 2004, 2003 que cumplan los 14 años hasta el 31 de diciembre de 2017-; Sub 18 -podrán inscribirse jóvenes nacidos en los años 2002, 2001, 2000, 1999 que cumplan los 18 años hasta el 31 de diciembre de 2017-; y Adultos Mayores -de 60 años en adelante-.
No podrán participar quienes se encuentren fuera de las categorías mencionadas. Ningún participante podrá incluirse en una categoría superior o inferior a la que por reglamento le corresponda. Cualquier persona que reciba remuneración por su actuación o trabajo pasa a ser profesional, quedando exenta de la participación.
Con respecto a las disciplinas, éstas serán pintura, teatro, pareja de danza, canto solista, conjunto musical y cuento para las categorías Sub 14 y Sub 18. Mientras que pintura, cuento y pareja de danza serán para la categoría Adultos Mayores.

Instancias.
La Secretaría de Cultura del Gobierno de La Pampa aportará jurados en las instancias zonales, las que se desarrollarán durante el mes de agosto; y se hará cargo de la organización general de la final provincial, que se llevará a cabo en la ciudad de Santa Rosa, durante el mes de septiembre.
Quienes deseen acceder al Reglamento, pueden dirigirse a las Areas Municipales de Cultura de cada localidad. También está disponible en la Secretaría de Cultura del Gobierno de La Pampa -Centro Cultural Medasur, avenida Belgrano Sur 180-. El correo electrónico de contacto es culturaprensa@lapampa.gob.ar.
Los Juegos Evita son por sobre todo, una política transformadora e inclusiva. Un espacio de aprendizaje, intercambio y disfrute para todos los niños, niñas y adolescentes, cuya inserción social y cultural, el respeto por sus derechos culturales, ha de ser fortalecido mediante políticas de inclusión y de desarrollo territorial.
Sus principales objetivos son promover la potencialidad del arte como herramienta para la reflexión individual y colectiva, y el desarrollo de la capacidad crítica; entre otras cuestiones.