Siete artistas pampeanos en la Bienal Arte Joven 2017

Una nueva generación de artistas pampeanos se está imponiendo en los escenarios de todo el país en los últimos tiempos. Son jóvenes de entre 18 y 35 años, que a través de sus trabajos en diferentes disciplinas artísticas, han ido creciendo e imponiéndose a nivel nacional e internacional.
En esta oportunidad, la buena noticia llega desde la Bienal Arte Joven 2017, que se está llevando a cabo en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires desde el lunes y que continuará hasta el domingo, cuando se conozcan los premiados de cada rubro.
Esta Bienal cuenta con la participación de siete pampeanos que quedaron seleccionados de entre más de 6.600 postulados de todo el país. En total, 800 artistas de distintas ramas están formando parte de este gran encuentro cultural, al que se puede asistir de forma gratuita. Hay muestras visuales, proyecciones de cortos, largos, series web, recitales y teatro entre otras propuestas.
Uno de los elegidos para ser parte de la Bienal, fueron los músicos de la banda Las Sombras, conformado por cuatro pampeanos: Nicolás Lippoli, Manuel Fernández, Julián Pico y Mauro López. El recital de este grupo, que iba a realizarse el martes por la noche, se suspendió por lluvia y fue reprogramado para el domingo, día central en el encuentro, ya que será la jornada de selección de ganadores y de cierre.
La agrupación nació a mediados del 2013, de la mano de estructuras no tradicionales del blues y melodías que remontan a tiempos pasados. La banda se abrió paso a una esencia muy personal y de gran identidad. Jóvenes practicantes de un rock de raíz argentina, con aires poéticos pero de dientes apretados. En 2016, el sello Argentino Queruza, editó el primer disco de la banda en formato CD y Vinilo de 7′; y actualmente se encuentran grabando lo que será su segundo material.

SIETE PAMPEANOS EN LA BIENAL DE ARTE JOVEN Una nueva generación de artistas pampeanos se está imponiendo en los escenarios de todo el país en los últimos tiempos. Son jóvenes de entre 18 y 35 años, que a través de sus trabajos en diferentes disciplinas artísticas, han ido creciendo e imponiéndose a nivel nacional e internacional. En esta oportunidad, la buena noticia llega desde la Bienal Arte Joven 2017, que se está llevando a cabo en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires desde el lunes y que continuará hasta el domingo, cuando se conozcan los premiados de cada rubro. Esta Bienal cuenta con la participación de siete pampeanos que quedaron seleccionados de entre más de 6.600 postulados de todo el país. En total, 800 artistas de distintas ramas están formando parte de este gran encuentro cultural, al que se puede asistir de forma gratuita. Hay muestras visuales, proyecciones de cortos, largos, series web, recitales y teatro entre otras propuestas. Uno de los elegidos para ser parte de la Bienal, fueron los músicos de la banda Las Sombras, conformado por cuatro pampeanos: Nicolás Lippoli, Manuel Fernández, Julián Pico y Mauro López. El recital de este grupo, que iba a realizarse el martes por la noche, se suspendió por lluvia y fue reprogramado para el domingo. Por otra parte, el santarroseño Ramiro Achiary fue seleccionado para formar parte de la enorme muestra de artes visuales en la Bienal. La obra se llama “El ojo frío que todo lo ve, y el tejido onírico de lo imposible”, y se podrá ver hasta el domingo 1 de octubre en el Centro Cultural Recoleta. Además, la Bienal recibe a dos pampeanas que se dedicaron al arte de lo cinematográfico. Una de ellas, Guillermina Pico, presentará el largometraje “Borrá todo lo que dije del amor porque no sabía bien quién era”. Será este sábado a las 19.30 en el cine del Centro Cultural Recoleta -Junín 1930-. Finalmente, la otra propuesta pampeana llegará de la mano de la actriz Valentina Rata Zelaya, protagonista de la serie web “Emilia envidia”. La primera proyección se dio el martes, y el domingo a las 18 se repetirá en el Cine del CCR, con entrada gratuita.

Una publicación compartida de La Arena (@la.arena) el

Artes Plásticas.
Por otra parte, el santarroseño Ramiro Achiary fue seleccionado para formar parte de la enorme muestra de artes visuales en la Bienal. La obra se llama “El ojo frío que todo lo ve, y el tejido onírico de lo imposible”, y se podrá ver hasta el domingo 1 de octubre en el Centro Cultural Recoleta. Se trata de una pintura díptica, hecha con acrílico y detallada con fibras y lápices sobre madera.

Audiovisuales.
Además, la Bienal recibe a dos pampeanas que se dedicaron al arte de lo cinematográfico. Una de ellas, Guillermina Pico, presentará el largometraje “Borrá todo lo que dije del amor porque no sabía bien quién era”. Será este sábado a las 19.30 en el cine del Centro Cultural Recoleta -Junín 1930-.
Se trata de una película de proceso, de observaciones y notas sobre la belleza que tienen los instantes perdidos.
En este trabajo, Pico realizó las tareas de textos, imagen, sonido, montaje y producción.
La cineasta nació en 1985 en Santa Rosa y es directora, guionista y actriz. Entre sus trabajos se encuentran “Yo, Natalia” (Mejor cortometraje y Premio del Público Bafici 2009), “La piel dura” (2010), “Un montón de pins” (2011) y “El pasito de onda” ( Fondo Metropolitano de las Artes 2012 – Competencia Oficial Bafici 2013). En Bienal 2015 “El pasito de onda” ganó el Premio Isat y Guillermina recibió el Premio Talent Campus ( Buenos Aires) por su proyecto en desarrollo “Borrá todo lo que dije del amor porque no sabía bien quién era”. La película compitió en Torino International Film Festival entre otros. Recientemente ganó el tercer premio del concurso audiovisual del Fondo Nacional de las Artes y Guillermina recibió una beca de formación en el extranjero del Fondo Nacional de las Artes.

Emilia envidia.
Finalmente, la otra propuesta pampeana llegará de la mano de la actriz Valentina Rata Zelaya, protagonista de la serie web “Emilia envidia”. La primera proyección se dio el martes, y el domingo a las 18 se repetirá en el Cine del CCR, con entrada gratuita.
“Lo que Valentina hace en la serie es de una sutileza y una particularidad que a mí por lo menos me conmueve mucho”, declaró a otro medio la guionista y directora de la serie Martina López Robol. La serie es una comedia de humor negro. La protagonista tiene ciertas dificultades y trabas para lidiar con sus emociones de una manera madura o sana. “Nuestra intención fue generar un humor incómodo a partir de la observación del devenir de Emilia”, completó.