Silvio Lang estrena “Diarios del odio”

PAMPEANO PRESENTA INDAGACION ESCENICA Y MUSICAL

Luego del estreno en la Universidad Nacional de General Sarmiento, el director pampeano Silvio Lang presentará “Diarios del odio” en Capital Federal. Se trata de una indagación escénica y musical del poemario homónimo de Roberto Jacoby y Syd Krochmalny, dirigida por Lang, junto a Orgie (Organización Grupal de Investigaciones Escénicas). Se realizarán dos funciones en el Centro Cultural Paco Urondo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Buenos Aires -25 de Mayo 201-, el sábado 6 de mayo, a las 19 y el miércoles 10 de mayo a las 20. Luego de cada función los directores llevarán a cabo un diálogo público entre los profesores Horacio González, Américo Cristófalo, María Pía López, los autores, Orgie y el público presente. La entrada es sin reserva previa, con un bono contribución de 50 pesos.

Sinopsis.
Dos planos escénicos heterogéneos se enfrentan en la indagación sobre el poemario “Diarios del odio”, de Roberto Jacoby y Syd Krochmalny: las relaciones de los cuerpos en masa y los enunciados del odio de los lectores anónimos de las ediciones digitales de La Nación y Clarín, durante los gobiernos kirchneristas. En el primer plano los cuerpos se organizan en la materialidad de fenómenos de masas en movimiento en el espacio público -marchas, piquetes, saqueos, estampidas, linchamientos, represiones policiales, formaciones militares, éxodos, rituales-. En el otro plano, los enunciados vueltos poemas se resuelven en canciones pop evangelista. En las tensiones y transacciones entre uno y otro plano se juegan los afectos de odio y de dicha de los cuerpos, tanto como la estrategia de poder del pastoreo de las masas ante sus desbordes contingentes de igualdad, organización y emancipación.

Hostilidad radical.
“En la Argentina durante la fase kirchnerista-peronista se produjo, en paralelo, una subjetividad reactiva de derecha, que tuvo su foro con los comentarios de los lectores de las versiones electrónicas de los principales diarios nacionales y en las marchas organizadas por las empresas de esos mismos diarios. Con la trascripción de esos comentarios, Diarios del odio, se escribe como escenario textual”, escribió Silvio Lang. “Nos motivó la tolerancia social y jurídica respecto de la manifestación pública de expresiones de hostilidad radical: discursos racistas, clasistas, xenofóbicos, homofóbicos, incitaciones al genocidio y magnicidio, expresiones derogatorias de los representantes legítimos de la voluntad ciudadana”, testimonian los poetas sobre esas voces anónimas poseídas por el odio. “Voces violentadas por la rabia de las relaciones sociales. Se habría constituido así, en la Argentina de la última década, un derecho al racismo, que tendría su escenario más espectacular y trágico en la desocupación por mano propia de los vecinos del Parque Indoamericano, en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, ante la toma de migrantes nacionalizados”.
Y continúa el director: “una guerra civil ya no por identidades nacionales, sino por modos de vida ciudadana. El derecho al racismo podría considerarse como la negación y eliminación de la ontología, o de la posibilidad de existencia de otros ciudadanos. Es esta guerra existencial de los cuerpos por modos de vida diferentes lo que se aventura a mapear la realización escénica Diarios del odio hasta volverla materia de una escena del agite”.