Agresor no podrá asistir a la cancha

LE INICIARON UNA CAUSA AL HINCHA QUE QUEMO A UN JUVENIL DE PICO FBC

Eduardo Villegas (52), el simpatizante de Sportivo Realicó que el domingo a la tarde quemó con el agua caliente de un termo a un juvenil futbolista de la categoría Sub 20 de Pico FBC, quedó inhabilitado para ingresar como espectador a los partidos de fútbol de la zona, hasta que culmine la investigación penal que le inició ayer al mediodía la Justicia piquense.
El domingo, Sportivo Realicó logró sus primeros tres puntos en su regreso a la máxima divisional de la Liga Pampeana de Fútbol al derrotar al Decano por 2-1. Los locales también ganaron el partido preliminar tras el cual los juveniles visitantes habrían cruzado alguna palabra con parte de la hinchada de Sportivo. Fue en ese marco que Villegas le arrojó el agua caliente de un termo a los jugadores piquenses y le provocó quemaduras de primer y segundo grado a Josué Miglia, de 15 años de edad.
El adolescente de Pico FBC fue atendido en primer término en el hospital realiquense y luego trasladado a General Pico. Tras ello, y a raíz de una denuncia que instó la dirigencia del Decano, la policía de Realicó detuvo a Villegas en su domicilio y ayer a la mañana fue indagado por el fiscal Guillermo Komarofky, de la Fiscalía Temática de Delitos contra las Personas, de la Segunda Circunscripción Judicial con asiento en esta ciudad.
Tras ser indagado en Fiscalía, el juez de control Alejandro Gilardenghi le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria. En esta audiencia, que se llevó a cabo en la sala 1 de los tribunales de General Pico, el fiscal detalló los hechos que se investigan y la figura legal que se le achaca al acusado. Luego el agresor recuperó la libertad, dado que el delito investigado prevé una pena de prisión en suspenso.

Formalización.
Desde ayer, Villegas afronta una investigación penal por el delito de lesiones leves agravadas por haber sido cometidas en el marco de un espectáculo deportivo. Este agravante eleva en un tercio el mínimo y el máximo de la escala penal prevista, que para este caso es de 40 días a un año y cuatro meses de prisión.
Esta calificación legal fue solicitada por el fiscal Komarofky, que no encontró oposición del defensor oficial Alejandro Caram, a ninguno de sus pedidos.
El magistrado que coordinó la audiencia hizo lugar a cada una de las solicitudes de Komarofky. De esta manera le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por el delito de Lesiones leves agravadas por haber sido cometidas en el marco de un espectáculo deportivo.
Además dispuso, como medida de prueba jurisdiccional anticipada, que se le tome testimonio en Cámara Gesell a Miglia, el menor de edad que fue víctima de este ataque. El juez también le dictó al imputado una medida de restricción y acercamiento, dado que pretendía visitar a la familia del jovencito con la intención de presentar sus disculpas.
Como último punto, Gilardenghi lo dejó a Villegas fuera de las canchas, al prohibirle el ingreso a espectáculos deportivos hasta la finalización del proceso judicial.

Arrepentido.
El imputado, quien recuperó la libertad tras su comparecencia en los tribunales piquenses, se mostró arrepentido y pidió perdón. A los medios de prensa que estaban en la sala, les aseguró estar “dolido” porque “nunca me pasó esto”.
“No sé que me paso, nunca en mi vida me había pasado algo así. Estoy arrepentido, le pido perdón y a los padres también porque sé como se deben sentir”, manifestó el imputado, quien tiene un hijo que juega en la Sub 20 de Sportivo Realicó y que el domingo enfrentó a Miglia.