Agüero sufrió un accidente y se pierde las eliminatorias

Sergio Agüero sufrió anoche la fractura de una costilla al chocar el taxi en el que se trasladaba rumbo al aeropuerto de Amsterdam, la capital holandesa a la que había concurrido para presenciar el recital de su amigo, el cantante colombiano Maluma, por lo que debió ser internado en un hospital local para recibir las primeras atenciones médicas, pero a raíz de la lesión no podrá estar presente en los dos últimos compromisos del seleccionado argentino ante Perú, de local, y Ecuador, como visitante, del 5 y 10 de octubre por eliminatorias sudamericanas.
La información, confirmada a Télam por fuentes de AFA, causó una doble preocupación en el seno del cuerpo técnico del seleccionado conducido por Jorge Sampaoli, en primer término por la salud del delantero de Manchester City, y después porque al no haber convocado a Gonzalo Higuaín, hoy por hoy dispone solamente de Mauro Icardi como delantero centro.
Y esto pudo agravarse aun más si la molestia en el isquiotibial izquierdo con la que abandonó prematuramente la cancha del estadio mendocino Malvinas Argentinas el delantero boquense Darío Benedetto hubiera sido más severa de lo que aparentemente es.
Es que con los plazos para convocar jugadores que actúan en el exterior ya vencidos, la única referencia que tiene por delante Sampaoli pasa por el plano local, donde hasta hace muy poco estaba Lucas Alario, que era otra alternativa hoy inviable por su pase al Bayer Leverkusen alemán.

Margen de maniobra.
El entrenador casildense no tiene en su órbita a otro atacante central del ámbito argentino que no sea Benedetto, lo que de por sí acota su margen de maniobra teniendo en cuenta que después del trascendental primer juego ante los peruanos del director técnico argentino Ricardo Gareca vendrá el cierre nada menos que ante Ecuador en los 2.850 metros de altura de Quito.
Agüero venía jugando en buena forma en Manchester City, donde estaba a un tanto de convertirse en el máximo anotador histórico de la entidad inglesa, y contaba con buenas chances de convertirse nuevamente en titular frente a los peruanos en lugar del mencionado Icardi, dada su mejor sintonía con el capitán Lionel Messi.
Sin embargo ahora, con una baja que se prolongará por aproximadamente dos meses, lo que le impedirá también afrontar una eventual participación en los probables partidos de repechaje ante Nueva Zelanda del 8 y 14 de noviembre. (Télam)