“Ahora todo depende de mi trabajo”

ERIC JEREZ DEBUTO EN VELEZ SARSFIELD Y SE ILUSIONA CON PELEAR EL CAMPEONATO

El defensor pampeano tuvo un buen estreno oficial en el triunfo ante Aldosivi y se mostró confiado en afianzarse como lateral izquierdo en el equipo de Russo, al que ve como “candidato” a pelear el título. “Se me dio todo junto”, se alegró.
La temporada 2015 comenzó de la manera soñada para Eric Jerez. Después de casi diez años esperando concretar su anhelo de jugar en la Primera División de Vélez, en menos de un mes se le dio todo junto: debutó en la máxima categoría en el primer amistoso de verano ante Boca Juniors, se consolidó como lateral izquierdo a lo largo de la pretemporada, la semana pasada renovó contrato con el club de Liniers por los próximos tres años, y el último viernes hizo su estreno oficial como titular, en el partido que Vélez le ganó 2-0 como local a Aldosivi de Mar del Plata por la primera fecha del torneo de los 30 equipos.
“Se me dio todo junto”, dijo ayer Jerez, muy feliz pero a la vez un poco sorprendido por todas las buenas noticias futbolísticas que recibió desde que arrancó el año. “Sabía que era mi momento, me sentía bien y estaba tranquilo, sabiendo que podía llegar el día que me toque jugar. Pero también es cierto que se dio todo muy rápido”, reflexionó el santarroseño de 20 años, en una charla con LA CHUECA.
Jerez, surgido en el club El Recreo de Santa Rosa de la mano de Alberto “Beto” Ramírez, se fue a Vélez cuando tenía apenas 11 años y tuvo que remar mucho para llegar a esta realidad, luego de innumerables semanas de sufrimiento por tener lejos a su familia. “Lo esperé mucho tiempo a este momento y ahora quiero disfrutarlo con mi familia”, comentó el juvenil, quien aseguró “no perder la cabeza” pese a que en los últimos días cambió su escenario.
“Yo estoy tranquilo, con mi familia, que siempre está, y mis amigos. Por suerte siempre estoy rodeado por buena gente, que me da consejos, y por eso mi forma de vida no va a cambiar”, reveló.

Debut y confirmación.
El defensor santarroseño llegó al debut en el torneo luego de un verano intenso, en el que jugó la mayoría de los partidos preparatorios, menos la eliminatoria para ingresar a la Copa Libertadores que Vélez finalmente perdió ante Boca Juniors. En ese encuentro el lateral izquierdo fue Fausto Grillo, quien fue expulsado y terminó de abrirle a Jerez una puerta que ya no tenía cerrojo tras la partida del histórico Emiliano Papa a Independiente.
Y el pampeano lo aprovechó, destacándose en cada práctica en la que su entrenador, Miguel Angel Russo, le dio la camiseta número 3. A tal punto se sintió bien, que días antes del debut se sintió dueño de un lugar entre los once titulares. “El técnico no me había dicho nada en concreto, pero yo en la semana ya me había dado cuenta que iba a tener mi oportunidad. Al final me confirmaron que iba a jugar y por suerte se dio todo bien”, recordó el pampeano.
“La verdad es que se juega muy rápido, con mucha precisión y velocidad. Los choques son más fuertes y hay otro ritmo”, agregó, ya contando lo que vivió en su primera experiencia oficial en la máxima categoría del fútbol argentino. “Hay muchos jugadores de jerarquía y a eso lo disfruté muchísimo”, añadió.
Además de su tarea habitual como lateral izquierdo, Russo le dio una responsabilidad extra a Jerez, al hacerlo cargo de las pelotas paradas a favor de Vélez. “Eso me dio mucha confianza; me dijo que le pegue yo y fue una muestra más de respaldo”, explicó el futbolista.
– ¿Ya te sentís titular?
– Siento que puedo jugar y cada día trabajo para quedarme con el puesto, porque es lo que quiero. Tengo que sumar minutos, aprovechar las chances que me den y tratar de afianzarme. Tengo que estar tranquilo porque el cuerpo técnico me demostró que las oportunidades las voy a tener. Ahora todo depende de mi trabajo.

Candidato.
“Al equipo lo vi muy bien, con muchas ganas y muy metido como para hacer un buen campeonato, que va a ser duro y largo. Teníamos que empezar bien, ganado y con nuestra gente, y se nos dio. Eso nos sirvió también para ganar en confianza”, señaló Jerez al referirse a la actuación del Fortín en el debut, con un claro triunfo por 2-0 sobre el ascendido Aldosivi, con dos goles de Milton Caraglio.
Y hablando de confianza, el fixture también fue alentador para Vélez, porque en la segunda fecha jugará nuevamente como local y ante otro ascendido, Crucero del Norte de Posadas. “A los partidos hay que jugarlos, pero es cierto que es bueno volver a jugar en casa para tratar de consolidarnos. Además, después de Crucero vamos a Newell’s y otra vez jugamos como locales ante Sarmiento de Junín, que también está adaptándose a la categoría”, comentó.
En ese sentido, Jerez reconoció que hay equipos como Boca o River que por plantel son candidatos a pelear por el nuevo campeonato de 30 equipos, pero a la vez advirtió que podrían distraerse con la Copa Libertadores, y por eso aseguró que Vélez también puede sumarse a esa lista de favoritos.
“Estamos bien, arrancamos bien, tenemos un buen plantel y por eso también podemos ser candidatos. Hay muchos equipos buenos, pero también le apuntan a la copa. Por eso creo que el equipo que consiga buenos resultados en los primeros partidos, y se afiance, va a estar peleando. A eso tenemos que apuntar nosotros”, cerró.

Triunfo de Estudiantes.
Estudiantes de La Plata doblegó ayer a Arsenal por 1-0, en un encuentro en el que fue levemente superior al conjunto de Sarandí, además de ser más contundente frente al arco del adversario. Israel Damonte, a los 43 minutos de la primera parte, le dio los tres puntos al conjunto de Mauricio Pellegrino, en el que debutó el ex Boca Juniors Juan Sánchez Miño, quien ingresó en la segunda mitad.
Recién en los cinco minutos finales de una mediocre parte inicial se vivieron emociones en el Estadio Julio Humberto Grondona. Lo más importante se dio a los 43, cuando un centro de Leonardo Gil, de lo mejor del Pincha, fue conectado de zurda por Damonte para poner a su equipo en ventaja.
Arsenal fue en busca del empate, pero sin ideas, y Estudiantes contó con más espacios, pero tampoco tuvo la claridad como para ampliar la ventaja.

Victoria pirata.
Belgrano de Córdoba resolvió la dura oposición que le planteó Nueva Chicago y lo derrotó por 3-1, para convertirse en uno de los punteros del torneo de Primera División de fútbol, al completarse la jornada inaugural.
En el estadio Mario Kempes de la capital provincial, Sergio Escudero, Mauro Obolo y Lucas Zelarayán edificaron la victoria de los ‘celestes’. El descuento de la escuadra de Mataderos fue obra de Ramón Lentini, mediante un tiro penal. (DyN)