Inicio Deportes Al-Attiyah se afirma en lo más alto

Al-Attiyah se afirma en lo más alto

EL RALLY DAKAR PERU 2019 ENTRA EN LA RECTA FINAL

El piloto qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) dio ayer un gran paso hacia la obtención de su tercer Dakar, al escoltar al francés Sébastien Loeb (Peugeot) en la octava y antepenúltima etapa, disputada entre San Juan de Marcona y Pisco. El príncipe qatarí se afirmó así en lo más alto de la clasificación general, cuando solo restan dos jornadas para terminar la carrera en Perú.
El campeón de las ediciones 2011 y 2015 del Dakar quedó ayer a 7 minutos y 27 segundos de Loeb, y sacó 46 minutos y 29 segundos de luz en la general con respecto al español Nani Roma.
Desde el inicio, la etapa de ayer estuvo en manos del líder de la carrera, Al-Attiyah, con la Toyota Hilux del equipo oficial, hasta que llegó, con un orden de largada retrasado, Loeb (Peugeot), para quedarse con el triunfo en la jornada.
De todas maneras, el de Qatar extendió la ventaja a favor en la Clasificación General en busca del soñado triunfo del Toyota Gazoo Racing por primera vez en la carrera, a dos días del final.
En la jornada cronometrada de 361 kilómetros el francés Loeb selló un tiempo de 3h54m53s para superar a Al-Attiyah por 7m27s, y al polaco Jakub Przygonski (Mini) por 15m15s. El segundo piloto del Toyota Gazoo Racing, Giniel de Viliers, concluyó en cuarto lugar, seguido por Joan ‘Nani’ Roma (Mini).
En la Clasificador General, el representante de Qatar lleva una ventaja de 46m29s respecto a Roma, el 2º en la suma de tiempo. El 3º de la carrera es Sebastien Loeb a 46m45s con el mejor vehículo 4×2. También con un buggy, Stephane Peterhansel (Mini) se halla a 53m30s del «Príncipe» y Cyril Despres (Mini) es 5º a más de dos horas de la punta de la competencia.

Motos.
En motos, el abandono del estadounidense Ricky Brabec por la rotura del motor le permitió al australiano Toby Price tomar la delantera de la general. Price arribó tercero en la octava etapa disputada ayer, en la que se impuso el austríaco Matthias Walkner.
Esa actuación le permitió al australiano, ganador del Dakar en 2016 y tercero en la última edición, subirse a lo más alto de la clasificación absoluta con una ventaja de 1m 3s en relación al chileno Pablo Quintanilla, quien recuperó terreno y se posicionó como escolta. En tanto, el argentino Kevin Benavídes fue penalizado con tres horas por llevar notas adicionales al GPS.
La novena y penúltima etapa, de 313 kilómetros cronometrados y 96 kilómetros de enlace, se disputará hoy y será el segundo rulo que presentará este Dakar, esta vez en Pisco. (Iam y Campeones)