Al Attiyah sigue con la buena racha

EL ARGENTINO ORLANDO TERRANOVA OTRA VEZ LLEGO SEGUNDO

El Dakar 2015 dejó ayer atrás su undécima etapa y superó los 7.500 kilómetros recorridos dejando en el camino a más pilotos y confirmando a los favoritos, como el qatarí Nasser Al Attiyah (Mini) en autos, quien ganó su quinto parcial este año y casi tiene asegurada la victoria en Buenos Aires, y en motos al español Marc Coma (KTM), quien se distanció como líder de la general tras una penalización al escolta.
En cuatriciclos, el joven argentino Jeremías González Ferioli (Yamaha) mantuvo su ritmo y la esperanza de convertirse con 19 años en el piloto más joven en alcanzar el podio de un Dakar, detrás del líder, el polaco Rafal Sonik.
La etapa de ayer, que unió Salta con Termas de Río Hondo (Santiago del Estero), volvió a tener un camino diferenciado por categorías, que en el caso de las motos se hizo más complicado ya que completaban desde Cachi la segunda parte de su última etapa maratón del Dakar 2015.
En autos, Al Attiyah (1h53m10s) y Orly Terranova (Mini) repitieron el 1-2 de la marca conseguido en una especial en la que estuvieron muy parejos y el mendocino llegó a sólo 27 segundos del ganador.
En cambio, el que no pudo repetir su tercer puesto y quedó afuera de la competencia fue el saudí Yazeed Al Rajhi (Toyota), quien había hecho un sólido trabajo durante todo el rally y estaba segundo en la general.
A este abandono por problemas mecánicos se le sumó a última hora de ayer a la mañana, el del campeón Nani Roma (Mini), quien después de tantos avatares finalmente quedó afuera de la carrera por exclusión debido a que el miércoles, cuando retomó la especial tras horas de aguardar la asistencia por un vuelco, se salteó varios puntos de control.
En la general, Al Attiyah lleva una ventaja de 29m01s a De Villiers y 1h28m al polaco Krystof Holowczyc (Mini).
Solo en esta etapa, que para autos fue corta y muy rápida, abandonaron siete competidores, mientras en lo que va del Dakar 2015 ya son 183 las bajas, de los 406 que largaron desde Buenos Aires el domingo 5 de enero.
“Venimos haciendo un buen trabajo, pero no podemos desconcentrarnos”, dijo ayer Al Attiyah tras llegar al parque cerrado.
En los camiones, el líder de la categoría es el ruso Airat Mardeev (Kamaz) y su inmediato perseguidor es su compatriota Eduard Nikolaev (Kamaz), a 11m11s. La etapa se la llevó el holandés Hans Stacey (Iveco), con 2h08m11s, y fue escoltado por el también holandés Gerard De Rooy (Iveco), a 1m10s.

Motos y cuatriciclos.
En motos el gran perjudicado del día fue el portugués Paulo Goncalves (Honda), quien tuvo que cambiar el motor y recibió una penalización de 15 minutos que lo alejó del líder Coma.
Goncalves estaba el miércoles a 7m35s de Coma.
La penalización de 15 minutos dejó al portugués a 21m12s de Coma, a quien sólo un problema serio pondría en peligro su chance de llevarse el Dakar, a dos etapas del final en Buenos Aires, el sábado.
La etapa de ayer en motos fue ganada por Ivan Jakes con un tiempo de 3h28m08s. segundo quedó Ruben Faría a 42s y tercero Toby Price a 1m05s.
En cuatriciclos, el veterano francés Cristophe Declerck, de 47 años, ganó su primera etapa en un Dakar, después de correrlo en 2010 y 2011, cuando salió cuarto, y de abandonar en 2012, ayer con 6m35s de ventaja sobre el paraguayo Sanabria Galeano y 6m50s sobre el boliviano Nosiglia.
El cordobés González Ferioli llegó quinto a 7m34s, pero delante del líder Sonik (a 9m12s), lo que le permitió reafirmarse en el segundo lugar de la general aunque casi sin recortar la distancia con el polaco (52h07m58s), del que sigue a 2h50m01s.

Lo que viene.
Hoy se correrá la duodécima y penúltima etapa entre Termas de Río Hondo y Rosario, con 726 kilómetros de enlace y 298 kilómetros de especial. (Télam-DyN)