Alan Pichot es el nuevo campeón mundial de ajedrez

El maestro internacional (MI) Alan Pichot se consagró ayer campeón mundial sub 16 de ajedrez en Durban, con lo cual quebró 22 años sin títulos mundiales para Argentina a nivel individual.
Pichot, de 15 años, venció en la última ronda del torneo al ruso Maxim Litninov en el Centro Internacional de Convenciones de Durban.
Pichot sumó 9 puntos en 11 rondas, producto de 9 victorias y 2 derrotas, informó la Federación Argentina de Ajedrez en su página web.
El último campeón juvenil había sido Pablo Zarnicki en 1992 y antes lo habían sido Oscar Panno, en 1953, y Carlos Bielicki en 1959.
Los torneos juveniles fueron el trampolín para ajedrecistas que llegaron al título mundial de mayores, entre ellos los rusos Boris Spassky, en 1955, Anatoly Karpov en 1969, Garri Kasparov en 1980 y el indio Viswanathan Anand en 1987.
Dos meses atrás Pichot había jugado la final del campeonato argentino de ajedrez que ganó Rubén Felgaer y quedó a medio punto de la norma de Gran Maestro. Con su labor en Durban, además del título, sumó más de 20 puntos de su ranking.

Más importante.
Alan Pichot calificó como "el logro más importante" en su vida su consagración, y agradeció por la conquista a su familia, a los amigos que brindaron su "respaldo" por la red social Facebook, a sus profesores Sandro Mareco y Sergio Slipak y al Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo.
"El ENARD me respaldó muchísimo, seguramente, sin su ayuda, no hubiera podido venir a jugar este torneo", reconoció el porteño desde Sudáfrica, poco después de su coronación.
"Recién hoy me enteré que Argentina no tenía un campeón mundial desde 1992. La verdad, es un momento increíble para mí, salir campeón es el logro más importante de mi vida, estudié mucho para poder llegar hasta acá y por suerte se me dio", comentó.
Pichot se convirtió en el Maestro Internacional más joven de la historia del ajedrez nacional y con la consagración de ayer en Sudáfrica obtuvo su primera norma de Gran Maestro Internacional. "Ahora tendré que estudiar mucho para llegar a ese título", admitió.
"La verdad que no me esperaba salir campeón, sabía que el torneo podía ser duro, pero venía con la idea de salir lo mejor posible y jugar de la mejor manera", reconoció sobre las expectativas al momento de encarar la competencia.
Consultado por sus inicios en la actividad, el MI recordó: "Cuando estaba en sala de cinco años un compañero me invitó a comer a la casa con mi familia y entonces su hermano más grande, que estaba en segundo grado, se puso a jugar al ajedrez con el padre".
"A partir de ahí, le pedí a mi mamá que me comprara un tablero y me enseñe a jugar. Mis primeros pasos los di en la escuelita del club Torre Blanca y hace un año que me decidí a practicarlo profesionalmente. Antes jugaba sin estudiar, ahora entendí que así no se puede", explicó.