All Boys bicampeón del Torneo Oficial

El Auriazul superó a Independiente de Jacinto Arauz por 4-1 y se consagró nuevamente como el mejor del ámbito local. Saffeni, Rosales, Ponfil en contra y Stamm los goles del local; mientras que Batalla había adelantado a la visita.
All Boys de Santa Rosa goleó anoche como local a Independiente de Jacinto Arauz por 4-1 y se consagró campeón del Torneo Oficial 2016 de la Liga Cultural de fútbol, al cerrar la serie final con un global de 4-2. De esta manera, el conjunto santarroseño retuvo el título logrado el año pasado y además sumó su trigesimonoveno campeonato en el ámbito doméstico.
Los goles del Auriazul fueron convertidos, todos en la primera etapa, por Juan Pablo Saffeni, Gastón Rosales, Lucas Ponfil en contra de su arco y por el juvenil Andrés Stamm, la carta en ofensiva a la que apostó para este encuentro el entrenador Gustavo “Luchy” González. Mientras que Favio Batalla había puesto en ventaja al elenco visitante, que en la ida había ganado por 1-0, pero no pudo hacer prevalecer el 2-0 en el global.
La final se definió prácticamente en los primeros 45 minutos, pero esto no significa que el complemento le haya sobrado al partido disputado ante un buen marco de público en el estadio Doctor Ramón Turnes.
La noche comenzó siendo favorable para el Burgués. Porque en la primera acción clara sobre el arco defendido por Brian Roston se puso en ventaja, a los 9 minutos. El experimentado volante Fernando Sanjurjo se hizo cargo de un tiro libre desde la izquierda, el arquero perdió la pelota al chocar con un compañero y un rival. Le quedó boyando a Batalla, que con un toque suave la puso contra un palo.
Independiente estaba arriba y estiraba, a dos goles, la diferencia en el marcador global. Sin embargo, el Auriazul reaccionó a los 15 minutos. Mauro Barreiro tiró una pared con Stamm y metió un preciso centro para que el “Pela” Saffeni punteara la pelota ante el achique de Emilio Folgar. 1-1 y comenzaba otra historia.
All Boys se adueño de la tenencia del balón, pero no lograba lastimar al Burgués, que ganaba la lucha en el mediocampo. A partir de los 30 minutos se comenzó a definir el encuentro.
A los 31, una sucesión de centros, desde la derecha y la izquierda, no encontró ningún pie de un delantero local. Y un minuto después se lo perdió Emanuel Martini en el arco contrario.
El Auriazul dio vuelta el marcador a los 35, cuando Rosales capturó un rebote de Folgar, tras un remate de Nazir Leones, y venció al arquero definiendo contra el poste.
Y con la ventaja a su favor, All Boys fue por más y lo consiguió. A los 37 minutos, un centro de Rosales (de buen partido) desde la izquierda que Ponfil intentó cerrar pero la terminó metiendo en contra de su valla. Y a los 39, el juvenil Stamm picó habilitado en soledad y definió ante la salida de Folgar para anotar el 4-1.
En el complemento, Independiente de Arauz, con la urgencia del encuentro, tomó la iniciativa ante un All Boys que se cerró bien atrás y quedó parado de contra. La visita pudo haber descontado, pero los atacantes visitantes chocaron con Roston por partida doble, primero tapándole por duplicado ante Batalla y Martini y luego ahogándole el festejo a Eric Bonjour.
Todo eso antes de los diez minutos. Luego poco y casi nada sobre los arcos. Solo fue cuestión de esperar que pasaran los minutos y llegara el pitazo final del bahiense Rafael Di Lorenzo (de buena tarea), para que All Boys se consagre bicampeón del Torneo Oficial.

“Estos chicos saben de hazaña”.
El entrenador de All Boys, Gustavo “Luchy” González, destacó “el enorme sacrificio” que hizo el plantel alboyense durante toda la temporada, que se cerró anoche con la obtención del campeonato del Torneo Oficial de la Liga Cultural de fútbol. Entre todos los certámenes que afrontó, el Auriazul disputó 62 encuentros en el año.
“Esto es de ellos (señalando a los jugadores). Hicieron un enorme sacrificio todo el año, jugando un Federal ‘C’ y un Federal ‘B’ muy digno, por eso lo menos que se merecen es esta alegría. Nos agarra un fin de año contento”, dijo “Luchy” en diálogo con LA CHUECA.
La noche no comenzó de la mejor manera para el Auriazul porque Independiente de Arauz se adelantó en el marcador. Sin embargo, All Boys terminó goleando 4-1.
“No lo podía creer”, manifestó al ser consultado por la desventaja, ya que fue la primera acción clara de la visite, pero resaltó al equipo: “estos chicos saben de hazaña, revirtieron muchas historias como esta y otra vez lo demostraron”.
El entrenador manifestó que todo el cuerpo técnico “trabaja con una misma idea” y volvió a resaltar el esfuerzo de todos los jugadores porque terminaron “con lo justo”.

Compartir