All Boys festejó en la Zona Norte

LIGA CULTURAL: EL AURIAZUL SE QUEDO CON EL DESEMPATE Y GANO EL TORNEO APERTURA

El conjunto dirigido por Mauricio Rambur superó por 3-1 a Independiente de Doblas y se quedó con el primer torneo de la región. Además, se convirtió en el segundo clasificado para el Torneo Provincial.
All Boys de Santa Rosa venció ayer en el desempate a Independiente de Doblas por 3-1 y se quedó con el Torneo Apertura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol. Además, el campeón defensor se aseguró un lugar en la final zonal (ante el ganador del Clausura) y se convirtió en el segundo clasificado al próximo Torneo Provincial, sumándose a Pampero de Guatraché (ganador del Apertura en la Zona Sur).
Los goles de la “finalísima” fueron anotados por los dos mejores del alboyense Jerónimo Gutiérrez y Mauro Barreiro, que anotó por duplicado. El descuento para Independiente de Doblas lo marcó Miguel Rosón, para poner el 1-2 parcial.
El encuentro disputado en el Nuevo Rancho Grande, ante un buen marco de público, tuvo a All Boys como dominador de las acciones y esto quedó reflejado en el marcador final. Gutiérrez y Barreiro, más allá de los goles, fueron importantes en el funcionamiento del elenco dirigido por Mauricio Rambur, que sufrió algunos sofocones defensivos, hasta que los centrales Ezequiel Roque y Renzo Quiroga lograron afianzarse en la zaga.
En Independiente, Emiliano Cocco (que había sido el mejor en la última fecha, cuando Independiente ganó y forzó este desempate) buscó hacerse dueño del equipo, pero no estuvo en el mismo nivel que aquella tarde; mientras que Miguel Rosón volvió a aportar su cuota goleadora, y el arquero Raúl Alomo apareció en momentos claves para mantener con vida al Rojo.

Ventaja alboyense.
En el comienzo del encuentro, All Boys, por iniciativa propia y porque así lo propuso el Rojo, tomó el control de la pelota. Presionando en tres cuartos, el Auriazul generó el primer error defensivo de Independiente a los 5 minutos de juego. La recuperó Barreiro por derecha, la cruzó para Gutiérrez, que se acomodó y remató, la pelota iba camino al arco, pero fue oportuno el cierre de Bruno Schaab.
Tras esos minutos iniciales, el Rojo salió de su campo y buscó jugarle de igual a igual. A los 14 minutos Independiente tuvo la primera acción clara sobre el arco de Brian Roston: lateral rápido de Eduardo Barcar (salió en el entretiempo por un mareo) para Emiliano Cocco, que agarró desatenta a la defensa, ingresó al área y sacó un centro bajo, para que Arturo “Colo” Gehl le cambie la trayectoria al balón, que se fue apenas arriba del horizontal.
La paridad del juego se trasladó a los minutos siguientes, hasta que a los 22 llegó la apertura del marcador. Barreiro tiró una pared con Sosa, que terminó con un centro que no llevaba mayores complicados. Sin embargo, el cierre defectuoso de un defensor dejó la pelota al borde del área grande, donde la tomó Gutiérrez, que sacó un remate bajo que se metió contra el palo de Alomo, para el 1-0.
Minutos más tarde, el Auriazul pudo haber aumentado el marcador, cuando a la salida de un tiro de esquina Gutiérrez la punteó en el primer palo, aunque bien ubicado estaba Bruno Schaab para sacarla sobre la línea. No obstante, de tanto buscarlo, All Boys llegó al segundo, que le dio más tranquilidad hasta el cierre de la primera etapa. Un centro cruzado desde la derecha encontró el cabezazo de Gutiérrez, Alomo tapó en primera instancia, pero de arremetida llegó el “Tapón” Barreiro para convertir el 2-0.
Antes del cierre de la primera etapa, Independiente reclamó la sanción de un penal, cuando tras un tiro de esquina la pelota habría dado en la mano de un futbolista alboyense, en su intento por rechazar. Pero ni el árbitro Cristian Rubiano ni el asistente Marcos Muñiz observaron la acción con claridad, y la jugada terminó en un nuevo tiro de esquina para el Rojo.

Más goles.
Independiente salió en el complemento decidido a buscar un rápido descuento que lo mantenga en partido. Y lo logró, a los 8 minutos, cuando Miguel Roson llegando por derecha sacó un remate cruzado que dio en el palo y terminó ingresando, para ponerle suspenso al desempate.
Tras el descuento, el Rojo tuvo su momento, pero le faltó precisión y tranquilidad en los metros finales, ya que no llegó a inquietar a Roston. Hasta que All Boys volvió a nivelar las acciones y con las corridas de Gutiérrez empezó a generar acciones sobre el arco de Alomo.
A los 15, el arquero del Rojo se lució, al taparle de forma brillante un cabezazo a Lucas Del Río, y en la acción siguiente le volvió a ahogar el festejo al “Tanque” al quedarse con un remate a quemarropa.
El desempate se terminó prácticamente a los 18 minutos, cuando Gutiérrez apuró en la salida de Independiente y le robó la pelota al defensor. El “Jero” corrió hacia el arco, eludió a un defensor y sacó el remate, que fue devuelto por el palo, pero bien atento estaba el “Tapón” Barreiro, que no se desentendió de la jugada y capitalizó el rebote para marcar el 3-1.
Independiente pudo haber llegado a un nuevo descuento con un cabezazo de Gehl, que contuvo bien Roston; mientras que el Auriazul también tuvo sus chances para aumentar la diferencia, pero volvió a aparecer la figura de Alomo.
Como ocurrió en el cierre de la primera etapa, Independiente reclamó una mano dentro del área alboyense. El defensor Federico Wilberger se excedió en el reclamo y el árbitro Rubiano le mostró la roja directa.