All Boys festejó en U13 y hoy puede repetir en Primera

DEFINICIONES EN LA LIGA PAMPEANA DE BASQUET

All Boys de Santa Rosa, actual campeón provincial e invicto desde el año pasado, intentará esta noche quedarse con la Liga Pampeana de básquet de Primera División por segunda temporada consecutiva, cuando reciba a Ferro Carril Oeste de General Pico en el segundo juego de la final.
Desde las 21.30, en el gimnasio José Aquiles Regazzoli, el Auriazul intentará hacer valer su andar perfecto en el certamen pampeano para cerrar la serie final con un 2-0, luego de quedarse con el primer partido hace una semana en General Pico.
Los dirigidos por Juan Cruz Gavazza, que además están en pleno Torneo Federal, se impusieron por 77-58 hace siete días en el colosito del Barrio Talleres ante el Verde, que necesita ganar hoy sí o sí para seguir con vida y llevar la definición a un tercer partido.
Franco Zalabardo, con 25 puntos en el equipo santarroseño, y Agustín Bualó, con 17 para los piquenses, fueron los dos destacados en el primer juego en cancha del Verde, cuya progresión fue 21-13; 39-32; 47-57 y 58-77.
Los dos equipos comparten además la División Cuyo del Torneo Federal, en el que se enfrentaron en el debut, con victoria para Ferro por 66-61 en Santa Rosa. Luego, el Auriazul viajó a San Juan y se trajo un triunfo ante Jáchal por 76-74; mientras que el Verde venció como local a Municipalidad de Junín por 77-68.
Así, los dos llegan entonados a esta definición del torneo doméstico, en el que All Boys tiene la ventaja de jugar prácticamente con el mismo plante del Federal; mientras que Ferro sólo utiliza a algunos de los jugadores que lo hacen en el ámbito nacional.
En ese contexto es que los santarroseños arrastran nada menos que 51 triunfos consecutivos en el Provincial, y si ganan hoy lograrán su segundo campeonato seguido de manera invicta. En la temporada 2017 fueron campeones con 20 triunfos en igual cantidad de presentaciones, y en este certamen 2018 (con diferente formato) llevan 31 victorias seguidas.

U13 campeón.
La antesala de la final de Primera tuvo anoche el primer festejo alboyense, porque los chicos de la categoría U13 del Auriazul vencieron a sus pares de Estudiantes y se quedaron con el título provincial.
All Boys, que la semana pasada le había ganado al Celeste 65-63, como visitante, anoche ratificó su condición de mejor equipo de la categoría al ganar el segundo juego, 70-64 como local.
De esa manera, los más chiquitos, también dirigidos por Juan Cruz Gavazza (técnico de Primera), fueron los primeros del Provincial en gritar campeón y lo festejaron ante un gran marco de público.