Inicio Deportes All Boys ganó y está a tiro

All Boys ganó y está a tiro

All Boys de Santa Rosa superó ayer como local por 1-0 a Deportivo Winifreda, en el encuentro correspondiente a la decimotercera fecha del Torneo Oficial en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol. El tanto alboyense llegó por intermedio de Jeremías Lucero a los 27 minutos del complemento.
De esta manera, el Auriazul sumó los tres puntos, aprovechó el empate del puntero, Deportivo Rivera, ante el escolta, Independiente de Doblas, y quedó a cuatro unidades de la cima, alcanzando al Rojo en el segundo lugar de las posiciones.
Por su parte, el Girasolero dejó puntos valiosos en su lucha por llegar al Torneo Provincial, lo que fue aprovechado por Atlético Santa Rosa, que goleó a Belgrano, para acortarle la brecha en la pelea por ingresar al campeonato más importante de La Pampa.
El triunfo de All Boys ante su gente fue por la mínima diferencia. Pudo haber tenido un resultado más amplio, ya que el local contó con un penal a su favor, que Tenca Hernández «picó» aunque no pudo engañar a José Luis Wiggenhauser.
El árbitro Lautaro Andino expulsó, cuando marcó penal, por una agresión mutua al delantero Jerónimo Gutiérrez y al defensor visitante Diego Ponce de León. Y además por un exceso verbal le mostró la roja al mediocampista Emanuel Navarro antes de la ejecución de la pena máxima.

Paridad.
El primer tiempo tuvo un claro dominio desde el juego por parte de All Boys, aunque el local no estuvo fino en la estocada final, para poder romper el marcador. Con el despliegue de Jonathan Fensel y Tenca Hernández por las bandas, el Auriazul hacía su negocio por los costados, pero Winifreda impedía que la última acción fuera clara.
A los 17 minutos, un centro desde la derecha de Matías Sosa encontró el cabezazo al pique de Tenca Hernández, que Wiggenhauser sacó al tiro de esquina. Minutos después, Fensel se juntó con Gastón Ceccani y éste filtró la pelota para que Lucero quede de cara al gol, pero se quedó sin ángulo y el «uno» tapó el remate.
All Boys era más pero no podía plasmarlo en el tanteador. Antú Hernández ganó por izquierda y tiró un centro que recorrió todo el área menor, para que por el segundo palo Tenca Hernández, solo tenga que empujarla, sin embargo el balón se fue por arriba. Luego lo tuvo Renzo Quiroga, a la salida de un tiro de esquina, cuando pescó un rebote en el área y se chocó con la respuesta de Wiggenhauser.
La última de la primera etapa fue una gran acción individual de Jerónimo Gutiérrez. El delantero eludió a un marcador, quedó de cara al gol, aunque no quiso ser egoísta y tocó al medio, para Tenca Hernández, pero se encontró con el cierre oportuno de un defensor.

Gol y expulsiones.
La primera acción del complemento fue para el Girasolero. A los 3 minutos, tras un tiro de esquina, Matías Boto rechazó con los puños, la pelota le cayó a Luciano Andrada (fue bien contenido toda la tarde por Ezequiel Roque) que cabeceó hacia el arco y Antú Hernández rechazó casi sobre la línea. Fue, en definitiva, la más clara de la visita a lo largo de los 90 minutos.
Tras este pequeño sofocón, el Auriazul recuperó su dominio. Y volvió a arremeter contra el arco de Wiggenhauser, que una y otra vez respondió, como cuando le ahogó el festejo a Lucero.
Los minutos pasaban y el nerviosismo comenzaba a ganarle a los locales, porque no podían quebrar a su rival, aun cuando eran superiores. Hasta que a los 27 minutos llegó el gol: Wiggenhauser salió lejos a buscar una pelota dentro del área grande y allí fue a pelearla Gutiérrez, el esférico salió hacia el medio y le quedó a Lucero, que tuvo tiempo para acomodarse y poder definir sin marcas.
Con la ventaja, el Auriazul fue un búsqueda del segundo, que le diera más tranquilidad. Probó Lucas Carrasco y cerró justo Gastón Bornes, sacando la pelota al tiro de esquina. De esta acción, el rebote quedó en el borde del área y lo capitalizó Matías Sosa, que obligó a otra intervención de Wiggenhauser, abajo a su derecha, y en dos tiempos atrapó la pelota.
El arquero se aprestaba a sacar, cuando Lautaro Andino observó un golpe de Ponce de León sobre Gutiérrez y la posterior reacción del local. El árbitro marcó penal y expulsó a los dos jugadores. Pero no todo terminó ahí porque Emanuel Navarro se «sacó» y también se fue antes a los vestuarios.
El encargado del penal fue Tenca Hernández. El Melli la «picó», pero no pudo engañar a Wiggenhauser, que se quedó parado y atajó sin mayores problemas el remate.

Mantuvo la diferencia.
El puntero, Deportivo Rivera, igualó como local 2–2 ante su escolta, Independiente de Doblas, y mantuvo la diferencia de cuatro puntos, aunque esto fue aprovechado por All Boys, que venció a Deportivo Winifreda y también alcanzó la línea del Rojo, tras jugarse la decimotercera fecha.
Todo parece indicar que la lucha por el Torneo Oficial en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol estará centrada en tres equipos: Rivera, Independiente y All Boys.
En la cancha del Deportivo, Independiente de Doblas estuvo dos veces en ventaja, pero Rivera llegó a la igualdad casi en tiempo cumplido para salvar el invicto.
Mario Rosales abrió el marcador al minuto de juego, mientras que a los 47 del primer período empató Matías Bravo. En el complemento, otra vez Rosales puso arriba al Rojo de Doblas, pero a los 44 el colombiano John Henry Pombo (luego se iría expulsado junto a Alfredo Bonomo) puso el 2–2.
Por su parte, Atlético Macachín venció como local por 2–0 a Deportivo Penales, con goles de Nazir Leones y Manuel Adaro.
Unión de Miguel Riglos, en calidad de visitante, superó por 3–0 a El Elyon de Santa Rosa, con tantos de Nahuel Alderete, Francisco Quiroga y Michel Miranda. El conjunto evangélico terminó con diez por la expulsión de Leonardo Acosta.
En tanto, Deportivo Anguilense, con la dirección técnica de Julio Pérez, consiguió un gran triunfo como local, al vencer por 4–1 a Deportivo Mac Allister, para salir de la zona baja de las posiciones y complicar aun más a su vencido. Damián Sosa en dos ocasiones, Adrian Jamad y Juan Cardonatto marcaron para el Fantinero; Nicolás Sosa para la visita, que terminó con diez por la expulsión de Jonathan Canteros.