Inicio Deportes All Boys se metió entre los mejores

All Boys se metió entre los mejores

All Boys está entre los cuatro mejores equipos de La Pampa. Ayer venció como local a Atlético Macachín por 2 a 0 en el cierre de una de las series de cuartos de final y se clasificó a las semifinales del Torneo Provincial de Fútbol «Clubes con Historia».
Jeremías Lucero en el primer tiempo y Walter Cuevas en el cierre del complemento marcaron los goles para el Auriazul, que en la lucha por ingresar a la final se cruzará con Independiente de General Pico, que eliminó a Independiente de Doblas.
El primer choque será el próximo fin de semana en el estadio Roberto Petit de Meurville del Rojo y la revancha se jugará en el estadio Dr. Ramón Turnes santarroseño. La otra semi, también interligas, la disputarán Deportivo Winifreda, que dejó en el camino a Cultura Integral de Colonia Barón, y Racing Club de Eduardo Castex, que eliminó al actual bicampeón, Ferro de Pico.

Lo abrió.
La revancha All Boys-Macachín comenzó movida. Luego del 1-1 de la ida, los dos salieron a buscar la diferencia desde temprano y con sus armas bien definidas: el Rojo apostando a un pelotazo largo para que el gigante Alejandro Delorte baje la pelota y alimente a sus compañeros; el Auriazul intentando generar juego asociado desde su área para llegar con gente al campo rival y cambiar el ritmo en los metros finales.
El que primero encontró respuestas positivas fue Macachín, tanto por su empuje como por la siesta que durmieron los locales en los minutos iniciales. A los 2 Braian Roston fue a buscar una pelota mansa al borde del área, se le escapó por abajo y le quedó a Agustín López Alduncín, que tras chocar con el arquero se repuso y definió con el arco libre, pero al palo.
Tres minutos después, un centro largo fue peleado por Delorte y López Alduncín, le cayó por el segundo palo a un solitario Fausto Serquera y el defensor-volante definió desde un ángulo cerrado al travesaño.
El Auriazul no lograba salir de su confusión defensiva, pero aguantaba y, en el área rival, empezaba a encontrar los caminos. Luego de chocar varias veces por arriba, cuando buscó por abajo casi encuentra el gol tras un centro de Jerónimo Gutiérrez y una llegada de Lucero.
Ese aviso frenó al Rojo y bajó el ritmo del partido. Y All Boys empezó a hacer lo que más sabe. Movió la pelota de un lado a otro, sin apuros, hasta que encontró el hueco. Iban 29 minutos cuando Gutiérrez desbordó por izquierda y sacó un centro bajo que no pudieron sacar entre Facundo Cancina y el arquero Matías Pérez; Lucero recibió, enganchó dejando desairados a sus rivales y definió contra un palo.
Con el juego abierto quedaron aún más expuestas las ideas de ambos. El local, con más espacios, pudo ampliar vía Tenca Hernández o Gutiérrez, y la visita estuvo cerca con alguna segunda jugada tras pivoteo de Delorte.

Lo cerró.
Para el complemento no cambiaron los libretos. El Auriazul intentó controlar y lastimar de contra y con espacios, pero le costó. Las más claras fueron un zapatazo de Gastón Ceccani al travesaño y un tiro libre de Hernández que despejó Pérez.
El Rojo apostó todas sus fichas a una segunda pelota, pero con Delorte cansado y un gran trabajo de los centrales locales se le fue cerrando el camino. Un remate de Maxi Cantoni, un cabezazo de Marcos Funes y un rechazo en contra de Ezequiel Roque que desvió Roston fueron las más peligrosas. Pero no le alcanzó.
All Boys acertó la última, con una contra que encabezó Gutiérrez y cerró Cuevas, y así se metió entre los cuatro mejores de La Pampa.