Alvear FBC frenó a Racing y le puso suspenso a la definición

LIGA PAMPEANA: POR AHORA EL CLAUSURA NO TIENE GANADOR

Alvear Fútbol Club derrotó 2 a 1 a Racing Club en el Estadio de la Avenida San Martín en Intendente Alvear. El partido fue válido por la novena fecha del Torneo Clausura de la Liga Pampeana de Fútbol. Los goles fueron convertidos por Juan Leguizamón -de penal- y Lucas Monzón para los ganadores; mientras que Brian Montero -de penal- había establecido el empate transitorio.
El triunfo de los azules le puso suspenso a la definición del segundo torneo anual de la liga norteña, dado que quedan seis puntos en disputa y los separa un punto de diferencia, porque lidera Racing Club, con 22 puntos, y los alvearenses lo escoltan con 21 unidades.
El partido tuvo un desarrollo mediocre. Alvear FBC no hizo demasiado para quedarse con el triunfo, solamente aprovechó los únicos ataques que generó en los 90 minutos y le permitieron sumar tres unidades para ponerle suspenso a la definición del torneo. Mientras que Racing Club también jugó uno de los peores partidos del torneo, porque careció de poder ofensivo por la ausencia del sancionado Hernán Claro; en el mediocampo perdió las marcas en algunos tramos y lo mismo le ocurrió a los defensores en algunas jugadas.
La primera conquista llegó a los 18 minutos. Un córner cayó en el área racinguista y el árbitro, Maximiliano Reinoso, interpretó que el balón pegó en la mano de Montero y sancionó penal. El mediocampista Juan Leguizamón se encargó del remate y estableció el 1 a 0 con un disparo al palo izquierdo del arquero Gómez que se jugó al palo opuesto.
A los 25 minutos llegó el empate castense. El árbitro Reinoso aplicó la “ley de compensación”. Atacó Frank por la derecha, sacó un centro que supuestamente pegó en la mano de Urreaga y el colegiado determinó penal.
El polifuncional Brian Montero se hizo cargo del disparo desde los 12 pasos y estableció el empate con un remate al palo izquierdo de Lucas Santucho.
Los últimos minutos del primer acto terminaron con un equipo visitante más ordenado, fundamentalmente por el aporte y el batallar de Juan Galarraga que se “comió la cancha”, pese a que jugó amonestado varios minutos, e incluso pudo irse expulsado por reiteración de faltas. Y acá también hubo compensación, dado que Federico Barrios se tuvo que ir expulsado después de ir con los dos pies “en plancha” para cometer una fuerte falta al mediocampista ex General Belgrano.

Un gol de otro partido.
El complemento comenzó equilibrado. Y en medio de tantos pelotazos e imprecisiones, llegó un gol de otro partido. Un golazo, como lo definen los hinchas. A los 7 minutos, el arquero Gómez se equivocó despejando un balón con los puños hacia el centro del área, y desde afuera del área grande y de sobrepique, con un campo de juego rápido por la humedad, el mediocampista Lucas Monzón sacó un potente remate que se metió en el ángulo superior derecho del arquero castense, que tocó el balón pero no lo pudo frenar por la velocidad del esférico. Fue el 2 a 1. Un golazo.
El resto del partido se desarrolló con un equipo defendiendo -entraron Rivadero y Muñoz para reformar las últimas líneas y salieron Leguizamón y Bertaina-, y otro con muchas limitaciones que no supo incomodar al arquero Santucho.
Y los últimos minutos se completaron con forcejeos, discusiones y expulsiones. Se fue expulsado el entrenador alvearense Dante Jacobi y después vio el acrílico rojo el defensor albo Carlos Giménez por una supuesta falta al delantero Tobías Barrios.
El triunfo fue muy festejado por los alvearenses, dado que quedaron a un punto de los albos y quedan dos fechas para la finalización. Los coleros Pico FBC y Matienzo serán los rivales de los Azules; mientras que Ferro Carril Oeste de General Pico y Estudiantil se cruzan en el camino de los racinguistas. Se abren las apuestas, el suspenso y la expectativa.