Anguilense ganó y es puntero

LIGA CULTURAL: EL FANTINERO VENCIO A SANTA ROSA EN EL MATEO

El Fantinero, de la mano de Eizaga y Miranda, superó con tranquilidad al Albo y es uno de los punteros del campeonato. El equipo dirigido por el Callejero Erro no pudo mantenerse en la senda de la victoria.
Deportivo Anguilense llegó a la cima del campeonato, acompañado por Unión de Miguel Riglos y All Boys, tras vencer en la tarde de ayer a Atlético Santa Rosa por 2 a 0, en un encuentro disputado en el estadio Mateo Calderón y correspondiente a la cuarta fecha del Torneo Apertura de la Zona Norte de la Liga Cultural.
Los goles del Fantinero llegaron en el segundo tiempo, de la mano de Eizaga a los 17 minutos y de Miranda a los 25.
Hubo que esperar 45 minutos para ver un poco de buen fútbol, porque durante la primera etapa ambos equipos se dedicaron a tirar pelotazos intentando sacar ventaja de las fuertes ráfagas de viento que se hicieron presentes durante toda la tarde.
El local fue el que tuvo las chances más claras en el primer tiempo. Aprovechando la velocidad de Ardillita Fensel y Tachuela García, sumado al riesgo que significa para cualquier defensa marcar al Nani Muñoz, el Albo generó al menos tres jugadas peligrosas. A los 30 Agüero realizó un cambió de frente que terminó en un potente remate de Abrigo sobre el palo izquierdo de Galant, que no tuvo problemas para enviar la pelota al corner.
La más clara de Atlético llegó 8 minutos más tarde. Un pase por arriba encontró solo a Mora en posición de ataque, el lateral izquierdo desbordó y envió un centro que pasó a toda la defensa visitante. Abrigo, que ingresaba solo por la derecha, dominó la pelota y, ante la salida del uno fantinero, disparó violentamente pero sin dirección y la pelota se fue lejos del arco.
Del otro lado estaba un equipo que no podía acomodarse en la cancha, que no conectaba sus líneas y que intentaba sin efectividad encontrar a sus dos referentes de ataque, Eizaga y Sepúlveda.
En los últimos minutos los dos equipos prefirieron dedicarse más a la fricción y al pelotazo que a demostrar un poco del estilo de juego que los caracteriza. Todo parecía indicar que nos iríamos del Mateo con un rotundo cero a cero, pero…

Llegaron las emociones.
En el inicio del complemento el cansancio comenzó a hacer efecto en algunos jugadores locales, algo que fue advertido por Rubén Erro. El técnico metió mano en el banco e hizo ingresar a Gauna por García, un cambio que estuvo lejos de ser favorable para el Albo porque la banda derecha, defendida por Pérez y que era respaldada por Tachuela, se convirtió en un colador.
Anguilense se mandó de lleno al ataque por ese lado, Monaiser y Miranda se hicieron un verdadera fiesta y, entre tantas llegadas, llegó la apertura del marcador. Iban 17 minutos cuando un pase desde la izquierda finalizó en el pecho de Eizaga, que dominó la pelota ante la débil marca de Maxenti y de media vuelta clavó un derechazo a media altura, inalcanzable para Tato Moslares.
El gol permitió a Anguilense ordenar sus líneas y comenzar a jugar por abajo. Santa Rosa, por su parte, entró en la desesperación.
Salvo un remate de Gauna a los 44, el resto del segundo tiempo fue todo para la visita, que pudo haberse llevado una goleada del Mateo pero por culpa de los palos no pudo ser.
A los 21 Sepúlveda ingresó al área y pateó cruzado, la pelota se fue apenas afuera. A los 23 un centro de Monaiser encontró la cabeza del ex Racing de Castex, que no pudo darle la dirección correcta. Y luego de varios intentos malogrados el Fantinero amplió la ventaja. Apenas dos minutos más tarde el ingresado Sosa cambió de frente y habilitó Miranda, que ingresó casi en soledad hasta el área chica y, con la cara interna del botín, mandó la pelota a la red besando el palo izquierdo del experimentado arquero albo.
Anguilense siguió atacando y tuvo en los pies de Eizaga dos jugadas de alto riesgo para el equipo local. Miranda, otra vez por izquierda y a pura gambeta, quedó cara a cara con Moslares. El volante envió un centro atrás al ras del suelo y el nueve fantinero, con un exquisito taco, estampó el balón contra el poste. A todo esto, no hubo ni habría reacción alguna de Santa Rosa.
Ya cerca del final, una nueva asistencia (imagínense desde que banda), habilitó al delantero uruguayo que, en el borde del área grande, enganchó hacia adentro haciendo pasar de largo a Maxenti y definió a cruzado ante la salida del uno, pero la pelota otra vez se estrelló contra el palo.
El final llegó reflejando una importante superioridad del Deportivo sobre Atlético. Santa Rosa, de buen primer tiempo, no pudo sostener la firmeza de sus líneas y se rindió ante el incesante ataque de la visita, una visita que ganó merecidamente, que se trepó a lo más alto y, que si se “duerme” en el primer tiempo, mejor no “despertarla” en el segundo.