Archieri: “Renuncié por una cuestión de dignidad”

FEDERAL "B" DE FUTBOL: GONZALEZ SEGUIRIA AL FRENTE DE ALL BOYS

La actualidad de All Boys dista mucho de la que propios y extraños esperaban para esta altura del Torneo Federal “B” de fútbol. El Auriazul comenzó el certamen con el objetivo de pelear por un ascenso y esa ilusión comenzó a crecer luego de unos primeros partidos con resultados auspiciosos.
Pero la pelota dejó de entrar en un par de encuentros que el Auriazul mereció ganar, el rendimiento decayó proporcionalmente a la falta de victorias y hoy, a seis fechas del cierre de la fase zonal, el equipo está antepenúltimo y apenas dos puntos por encima de la zona de descenso que ocupa su archirrival, General Belgrano.
El fusible fue, como casi siempre, el entrenador. Ignacio Archieri decidió dar un paso al costado este domingo, luego de la derrota como local ante Deportivo Villalonga (2-0), y junto a él se fueron el preparador físico Lucas Ranocchia y el entrenador de arqueros Federico Schiavetta.
En principio, el DT esta semana será Gustavo “Luchy” González, quien está a cargo del equipo “local” y que podría quedar definitivamente al frente del plantel superior de cara a las últimas seis fechas, principalmente porque al menos hasta ayer los dirigentes no tenían ningún nombre claro como para buscar un reemplazante que se haga cargo en este momento.
Hoy, González dirigirá la práctica luego del descanso de ayer, y en principio estará el sábado al frente del equipo, que recibirá a Racing de Olavarría, uno de los que hoy está en zona de clasificación a la próxima fase.

No tirar de la soga.
“La decisión de irme fue mía”, reconoció ayer Archieri, quien el domingo presentó la renuncia para intentar descomprimir la difícil situación que atraviesa All Boys, que lleva siete partidos consecutivos sin conocer la victoria.
“Con la dirigencia no tengo más que palabras de agradecimiento porque el trato y la confianza fueron excelentes”, dijo el ahora ex DT del Auriazul. Y continuó: “Renuncié hasta por una cuestión de dignidad, porque cuando hace tanto tiempo que el equipo no encuentra el resultado, puede ser bueno un cambio”.
En ese sentido, “Nacho” Archieri destacó “el apoyo de la gente y de los jugadores” y aseguró que estaba “con fuerzas” como para seguir en el cargo, “pero cuando los resultados no se dan, no hay que tirar hasta que se corte la soga”, en referencia a que si no daba el paso al costado iba a obligar a los dirigentes a pedirle que se vaya.
Por otra parte, Archieri se refirió al bajón que tuvo el equipo en los últimos tiempos, luego de un buen arranque, y dijo que más allá de los malos resultados, sintió que no hubo respuestas en los dos últimos partidos, ante Embajadores en Olavarría (0-2) y contra Villalonga como local (0-2).
“En Embajadores el equipo no mostró respuestas anímicas y empezamos a ver que se había bajoneado. Y al ver que este domingo no pudimos revertirlo, tomamos la decisión de dar un paso al costado”, explicó el castense, al tiempo que admitió que “una racha de siete partidos sin ganar en un club como All Boys es algo muy duro”.
Finalmente, luego de reconocer que el equipo se vio afectado por las lesiones de Juan Pablo Saffeni y Mauro Barreiro (aunque no las puso como excusa), Archieri dijo que hay equipos que “tienen más rodaje y jugadores con más experiencia en la categoría”, y que en cambio All Boys la está “conociendo” como para aspirar a un ascenso en el futuro.