Argentina lo perdió en el final

BRASIL SACO VENTAJA EN EL HISTORIAL DE LOS SUPERCLASICOS SUDAMERICANOS

Sin aprovechar el buen momento que tuvo al principio del complemento, Argentina perdió ayer sobre la hora 1 a 0 ante Brasil en el estadio King Abdullah Sports City de Arabia Saudita, en un amistoso internacional.
El único gol lo convirtió Miranda, de cabeza, a los 47 minutos del segundo tiempo, luego de un corner enviado por Neymar que encontró al defensor muy solo para definir y una floja salida del arquero Sergio Romero.
Argentina controló el trámite en la primera etapa sin ser profundo, tuvo chances para convertir en el primer cuarto de hora de la segunda y, luego de no haberlas aprovechado, terminó siendo superado ante un adversario que está más armado.
Así, en el superclásico número 100 disputado entre ambos, Brasil inclinó la balanza en el historial al quedar con 38 victorias, 37 derrotas y 25 empates.
De esta manera, el interinato de Lionel Scaloni sumó su primera derrota en el ciclo, que continuará en noviembre con dos encuentros, como local, frente a México.

Prolijidad.
En la primera etapa, Argentina apostó a estar ordenada, sin pasar sobresaltos, y a excepción de una jugada aislada que casi termina en gol de Miranda, lo logró con creces.
Consciente que enfrentaba a un rival poblado de estrellas, que sólo tuvo la baja de Marcelo por lesión, el equipo de Scaloni ajustó mucho las marcas y no permitió que Brasil tuviera sociedades, por lo que dependió mucho de Neymar, muy bien controlado por Renzo Saravia, uno de los puntos altos.
En la mitad de cancha, Battaglia y Paredes hicieron un partido más lento, de tenencia, y eso generó que el equipo no quedara mal parado, aunque tuvo un costo en ofensiva ya que Mauro Icardi por momentos estuvo bastante solo y mucho tiempo de espaldas al arco.
Con este escenario, Argentina tuvo dos ocasiones para marcar: un tiro cruzado de Lo Celso luego de un buen centro de Tagliafico se fue apenas desviado y un tiro libre de Paulo Dybala que “besó” un palo.
En cambio, Brasil contó con la más clara luego de un centro de Casemiro que definió Miranda y que Nicolás Otamendi sacó, de cabeza, en la línea.

Buen inicio, mal cierre.
En los primeros quince minutos del complemento el partido se rompió un poco, a partir de que Argentina tuvo dominio del balón y un cambio de ritmo que le hizo ser más punzante en ofensiva, aunque las chances de Icardi y un tiro desde lejos de Paredes no terminaron en gol.
Como durante casi todo el juego, Brasil dependió mucho de Neymar, que recién a los 23 pudo ganarle a Saravia y generar una ocasión neta: luego de un desborde suyo, metió un centro que Richarlison, con todo el arco a disposición, terminó enviando afuera.
En los últimos minutos de juego, y con bastantes cambios de cada lado, el equipo dirigido por Tité manejó el balón y se posó en campo adversario.
Incluso, Neymar abandonó su posición de extremo por izquierda y, parado por el centro, no tuvo una marca fija y eso le permitió generar un mayor volumen de juego.
El final encontró a Brasil dejando una mejor imagen y, aún sin tener un gran juego asociado, terminó volcando el juego sobre el área argentina.
Así las cosas, tuvo tres chances más que no terminaron bien porque Romero tuvo una buena tapada ante un tiro de Arthur, un remate de Casemiro se fue apenas desviado y porque el ingresado Richarlison no definió bien.
Pero cuando parecía que el ganador se definiría en los penales, un corner de Neymar terminó en gol: Otamendi perdió la marca de Miranda, Romero tardó en salir y el defensor terminó anticipándolo de cabeza. (NA)

“Duele perder así”
El entrenador interino del seleccionado argentino de fútbol, Lionel Scaloni, reconoció que le dolió perder sobre el final ante Brasil, aunque destacó el trabajo de sus dirigidos durante los noventa minutos.
“El resultado era secundario, pero duele perder así. Los jugadores hicieron un esfuerzo increíble contra un equipo que tiene un mayor trabajo que nosotros. Haciendo lo que hicimos hoy le vamos a dar guerra a todo el mundo”, afirmó el técnico en conferencia de prensa desde Arabia Saudita.
Y siguió: “En ningún momento pensé en el empate. Hay muchos puntos positivos, ya que hay jugadores que demostraron que están para cosas importantes, como el caso de Saravia, que le tocó marcar a uno de los mejores jugadores del mundo”.
“Me quedo tremendamente ilusionado y contento por el trabajo de los chicos. Hay que seguir trabajando, no vale la pena pensar en el gol de Brasil. Lo mejor de todo es que los jugadores saben el partido que hicieron”, agregó el DT, que perdió su invicto como interino. (Iam)