Argentina quedó ‘match point’ ante Italia

COPA DAVIS: DEL POTRO Y PELLA GANARON EL DOBLES PARA DEJAR LA SERIE 2-1

Argentina alcanzó ayer una ventaja importante sobre Italia de 2-1 en la serie de cuartos de final de Copa Davis al mejor de cinco que animan en Pesaro, a orillas del Adriático, merced a la victoria que lograron Juan Martín Del Potro y Guido Pella sobre los locales Fabio Fognini y Paolo Lorenzi, con parciales de 6-1, 7-6 (7-4), 3-6, 3-6 y 6-4.
Del Potro y el bahiense Pella se impusieron en tres horas y 50 minutos sobre Fognini y Lorenzi, en un partido cambiante, vibrante y altamente emotivo que mantuvo en vilo a los 5.000 espectadores que se acercaron al Circolo Tennis Baratoff.
La foto del festejo final quedó para “Delpo” y Pella, quienes se abrazaron con el capitán Daniel Orsanic y se entregaron al público argentino, un grupo de unas 150 personas que se ubicaron detrás del banco de suplentes y no paró de alentar durante toda la jornada, sobre todo cuando la dupla estaba complicada en el inicio del quinto set.
Con el triunfo en el dobles, Argentina quedó a un solo punto de avanzar a las semifinales y tiene dos oportunidades para lograrlo.
Es que hoy desde las 7.30, el azuleño Federico Delbonis enfrentará a Fognini y si le gana se concretará el pase a las semifinales. Pero si no lo hace habrá que esperar el quinto punto de la serie, que animarán, en principio, Juan Mónaco y Andreas Seppi.
Argentina había tomado ventaja el viernes con la victoria de Delbonis sobre Seppi por 7-6 (7-4), 3-6, 6-3 y 7-6 (7-3), pero ayer igualó la serie Italia con el triunfo de Fognini sobre Mónaco por 6-1, 6-1 y 7-5.
La derrota de Mónaco, que era previsible aunque no en la forma en que se produjo, obligó a Del Potro y Pella a jugar con la obligación de ganar el dobles, ante un rival que presentó nuevamente a Fognini, en reemplazo del anunciado Marco Cecchinatto, y a Lorenzi, debido a que Seppi está afectado por un problema lumbar.
El primer set fue camino llano para los albicelestes, que cedieron apenas tres de 15 pelotas al servicio y quebraron todo game donde se les dio oportunidad.
En el segundo, Del Potro y Pella mantuvieron la solvencia con el saque (24-4 en puntos hasta el tiebreak) y pegaron en los momentos justos del desempate para estirar la ventaja.
Pero ya a partir de la mitad del segundo parcial, Lorenzi levantó mucho su nivel y eso equilibró las acciones, más allá que fueron los argentinos los que mantenían la diferencia.
Parecía abrirse la historia para la visita, que de inmediato tuvo una nueva chance de quiebre en el arranque del tercer parcial. Pero no pudieron concretarla, Del Potro perdió su saque en cero (3-1) e Italia revivió.
De allí en más, se invirtieron los papeles por un largo rato, donde los locales recobraron estabilidad al servicio y los argentinos sufrieron tres quiebres (otros dos en cero) en el cuarto set, llevando toda la carga del sábado a una quinta manga.
En el tramo final, hubo dos games clave, consecutivos: los italianos desperdiciaron tres chances de quiebre con Pella sacando 2-3 y enseguida la visita quebró en cero, iniciando una racha de 13-0 en puntos que terminaría sentenciando la historia. (Télam y NA)

Compartir