Argentina goleó a Ecuador

EL SUB 20 DEBUTO CON UN TRIUNFO EN EL SUDAMERICANO

El seleccionado argentino de fútbol Sub 20 debutó ayer con una goleada sobre Ecuador por 5 a 2, en el campeonato sudamericano de la categoría cuyo grupo A se juega íntegramente en la localidad uruguaya de Colonia del Sacramento.
Los goles del conjunto que conduce técnicamente Humberto Grondona fueron convertidos en el primer tiempo por Giovanni Simeone en dos oportunidades, Angel Correa, Tomás Martínez y Facundo Monteseirín, mientras que para Ecuador descontó José Cevallos, uno en cada tiempo, el segundo de tiro penal.
El partido insinuó lo que vendría en la primera jugada, cuando entre Angel Correa y Giovanni Simeone arrimaron sobre el arco defendido por Edison Recalde un peligro que a los cinco minutos se transformaría en el primer gol de una larga cadena que se iría engarzando sin solución de continuidad a los largo de esos 45 minutos iniciales.
Argentina empezó así a mostrar una voracidad ofensiva que por nombres era lógico que tuviera, aunque a veces la efectividad no va de la mano con las intenciones, algo que hoy sí ocurrió.
Por eso a los 20 minutos Angel Correa, al que se lo vio muy bien después de la operación de corazón a la que se sometió en los Estados Unidos (este fue su primer partido oficial después de la intervención), convirtió el segundo tanto y no era sorpresa.
Como tampoco lo fue el descuento, con golazo incluido, que logró dos minutos más tarde José Cevallos tras una pérdida del volante central Lucio Compagnucci.
Es que este equipo argentino que juega un 3-3-1-3 tiene dificultades cuando lo atacan por los costados, porque ni Leonardo Rolón ni Joaquín Ibáñez son volantes con retroceso y Humberto Grondona no llevó laterales a Uruguay.
Ayer, esto quedó disimulado porque a los 33 minutos Tomás Martínez marcó el tercero, el zaguero Facundo Monteseirín estiró las diferencias a los 40 y Simeone cerró la primera etapa con su segundo tanto a los 43.
En el complemento, solo hubo tiempo para el descuento ecuatoriano, a través de Cevallos. (Télam)