Argentina quiere disipar sus dudas

COPA AMERICA: CLASICO RIOPLATENSE POR LA SEGUNDA FECHA DEL GRUPO B

El seleccionado argentino de fútbol buscará hoy disipar las dudas que le generó el empate en el debut de la Copa América, cuando enfrente a Uruguay en el clásico rioplatense, por el segundo partido del grupo B, en pos de lograr también el primer éxito en el certamen. El cotejo se disputará en el estadio chileno La Portada, de La Serena, a partir de las 20.30, será controlado por el brasileño Sandro Ricci y televisado por TV Pública, Direc TV y TyC Sports.
Argentina va por la primera victoria en Copa América ante Uruguay, último campeón, para que le quite además la sensación amarga del empate 2-2 sobre el final en el debut frente a Paraguay, después tener dos goles de diferencia a favor, y que llenó de dudas al equipo.
El conjunto de Gerardo Martino, quien asumió su primer campeonato oficial en el seleccionado, ofreció dos caras el sábado pasado, con un primer tiempo brillante y un Lionel Messi como figura, y un segundo opaco que instaló preocupaciones.
El conjunto ‘albiceleste’ se encuentra en un escenario impensado por su favoritismo, basado en su historia y el presente futbolístico de sus integrantes, en especial de los atacantes, con Messi como abanderado. El plantel argentino dio muestras de fastidio luego de la igualdad ante Paraguay en el coqueto estadio La Portada y la confianza de la previa mutó a una bronca generalizada.
Esas expresiones continuaron el día posterior, especialmente en quienes fueron titulares, pero con la intención de revertir la imagen exhibida en el segundo tiempo, que privó del éxito a minutos del final ante los ‘guaraníes’.
En un comienzo difícil para los candidatos a ganar el título, Argentina, ganadora de 14 títulos en Copa América, se ve obligada a mejorar para cumplir el deseo de levantar el trofeo después de 22 años (el último fue en Ecuador 1993 con Alfio Basile como entrenador) y tomarse una especie de revancha de la final perdida en Brasil 2014 ante Alemania por 1-0.
Con la mira puesta en Uruguay, el ‘Tata’ ya cuenta con el defensor Pablo Zabaleta y el volante Lucas Biglia recuperados de sus respectivas lesiones, y ambos ingresarán en lugar de Facundo Roncaglia y Ever Banega, respectivamente, en lo que serán las únicas variantes.
Enfrente tendrá al siempre complicado Uruguay, líder de la zona B con tres unidades, que en el comienzo tuvo un ajustado triunfo ante Jamaica en Antofagasta, pero que presenta batalla en cada encuentro.
El seleccionado uruguayo, defensor del título y máximo ganador del certamen con 15 conquistas, sufre la ausencia de su figura, el delantero Luis Suárez, quien aún debe cumplir la severa sanción que le aplicó FIFA por morder al defensor italiano Giorgio Chiellini en la fase de grupos de Brasil 2014.
El último clásico rioplatense por Copa América fue en la edición pasada, que se organizó en Argentina, cuando el equipo uruguayo ganó por penales, en cuartos de final. (Télam)

Orden y desorden
El entrenador del seleccionado argentino de fútbol, Gerardo Martino, afirmó ayer que su equipo debe ser “desordenado con la pelota” para atacar, pero “ordenado” cuando se tenga que recuperar la pelota, para no volver a pasar sofocones como los del partido frente a Paraguay.
“Tenemos que ser un equipo desordenado con la pelota y ordenado a la hora de recuperarla”, expresó el director técnico en conferencia de prensa desde La Portada, en la antesala del choque contra Uruguay. Y bromeó: “Tenemos que hacer un mix entre el ‘Patón’ (Edgardo Bauza) y yo, ni tan para un lado, ni tan para el otro”.
“No creo que sea decisivo. Es un partido muy importante, pero lo decisivo arranca más adelante cuando te volvés a tu casa. Es un clásico ante un rival de categoría, pero no lo veo como si estuviéramos por jugar un cuartos de final o semi”, aseguró el Tata.
Martino, además, aseguró que Argentina en la historia “nunca tuvo un estilo de juego definido” por la diversidad de ideologías en los entrenadores que la condujeron.