Argentina subcampeón mundial

EL PAMPEANO FERNANDEZ ANOTO SIETE PUNTOS EN LA FINAL DEL SUB 21

El equipo juvenil de voleibol cayó en una final muy disputada ante Rusia por 3-2 y se quedó con la plata en el torneo jugado en México. El guatrachense Fernández, capitán, tuvo un buen desempeño en una final que Argentina ganaba 2-0.
El seleccionado argentino Sub 21 de voleibol, capitaneado por el pampeano Gastón Fernández, perdió al final del Mundial de la categoría disputado en México, al caer anoche ante el poderoso Rusia por un disputadísimo 3-2. El equipo “albiceleste”, que estuvo dos sets arriba, no supo cerrar el juego y debió conforarse con el subcampeonato, luego de caer con parciales favorables a los rusos de 20-25, 18-25, 25-16, 25-21 y 15-11.
En el equipo dirigido por Alejandro Grossi tuvo un buen desempeño el central guatrachense Fernández, que anotó siete puntos en la final, seis de ataque y uno con un bloqueo.
De esta manera, Argentina igualó su mejor actuación en mundiales Sub 21 (disputó cinco), porque en Brasil 2011 también se había quedado con la medalla plateada al perder la final justamente ante Rusia y por un marcador de 3-2.
En el presente año, Argentina también había sido subcampeón en la categoría Sub 19 (en el Mundial realizado en Chaco y Corrientes); en tanto que en el Sub 23, donde también estuvo Fernández, obtuvo el sexto puesto en el Mundial de Emiratos Árabes Unidos.

Mayor a menor.
Anoche, en Tijuana, Argentina arrancó la final a toda orquesta, con una ventaja inicial de tres puntos, aunque Rusia logró igualar el score en 10. De todas maneras, los “albicelestes” volvieron a enfocarse rápidamente y fueron sacando una diferencia que comenzó a cristalizarse en el 18-14 y que sería definitiva hasta el final, que fue 25-20.
El segundo parcial comenzó parejo, con un punto a punto que se extendió hasta el segundo descanso, pero en la recta definitiva del set Argentina fue contundente para quedarse con un 25-18 que permitía soñar con el título.
Las cosas comenzaron a cambiar radicalmente a partir del tercer segmento de la final, porque Rusia ajustó su ataque y su defensa y, luego de un inicio parejo, se escapó 12-8 y Argentina siempre corrió desde atrás. Las esperanzas de los dirigidos por Grossi se desvanecieron definitivamente luego del segundo descanso, cuando Rusia se puso 17-12. A partir de allí manejaron la diferencia hasta el 25-16 final.
El juego no cambió en el inicio del cuarto parcial, en el los rusos volvieron a sacar una ventaja de tres puntos que mantuvieron prácticamente hasta el cierre, más allá de algunos atisbos de emparejamiento de Argentina. El final fue 25-21 y al tie break.
Y en el parcial definitivo Argentina ya no pudo volver a ser el de los sets iniciales. Rusia sacó otra ventaja importante en el inicio (5-1) y la manejó punto a punto, para cerrar con 15-11 que le permitió mantener su hegemonía a nivel mundial.