Banfield frenó a Newell’s

Banfield dio anoche muestras de contundencia, sobre todo en el primer tiempo, y goleó como visitante por 3 a 0 a un Newell’s que fue un fantasma, perdió el invicto y se alejó un poco de la pelea por el título, en el partido que cerró la novena fecha del Torneo Transición.
Ricardo Noir, a los 14 minutos de la etapa inicial, Walter Erviti, a los 34 del mismo período, y Juan Cazares, a los 12 del complemento, redondearon la victoria para el “Taladro”, que salió del penúltimo puesto y logró su séptimo triunfo en la historia en el Coloso de la Independencia ante el “Leproso”.
El anfitrión tuvo una buena chance para descontar cuando perdía 2-0, pero el arquero visitante Gaspar Servio le atajó un penal a Maximiliano Rodríguez, a los 5 minutos del segundo tiempo.
Newell’s fue una sombra y no solo perdió el invicto (River es el único que hasta ahora no perdió en el certamen) sino que quedó relegado un poco en la lucha por el primer puesto, puesto que de haber ganado hubiera quedado a dos unidades del único puntero, River, que suma 21 puntos.

Goleó Arsenal.
En el otro partido de ayer, a Arsenal le alcanzó con un gran primer tiempo para golear 3-0 a un muy deslucido Godoy Cruz de Mendoza en Sarandí, por la novena fecha del torneo Ramón Carrillo. El mediocampista uruguayo Brahian Aleman, a los 14 minutos del primer tiempo, y Emilio Zelaya a los 23 y 31 de la misma etapa, le dieron la victoria al equipo de Martín Palermo, que volvió a festejar luego de tres partidos sin victorias.
Es que el último triunfo de Arsenal fue en la quinta fecha, como local ante Banfield, ya que luego fue goleado por Quilmes, cayó con Rosario Central y empató con River, en el partido que tenían pendiente de la séptima fecha.
La derrota es un nuevo y muy duro golpe para Godoy Cruz y para la continuidad de Carlos Mayor, quien minutos después del final del partido admitió que hablará con los dirigentes y allí resolverán si continúa al frente del equipo.
No hubo equivalencias entre los de Sarandí y el equipo de Mayor, sobre todo porque los locales golpearon primero y, rápidamente, sin dejar que Godoy Cruz se recupere del golpe que significó el primer gol, le marcó el segundo y el tercero. (DyN)