Barcelona goleó con el sello de Messi

Barcelona goleó 5-0 al Celta, con un doblete y una asistencia del argentino Leo Messi, en la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, donde también estarán el Sevilla y el Espanyol.
El argentino abrió el marcador de volea a los 13 y dos minutos más tarde hizo el 2-0, mientras que Jordi Alba hizo el tercero, Luis Suárez marcó el cuarto con un disparo solo en el área e Ivan Rakitic cerró la cuenta azulgrana con un gol de cabeza en un saque de esquina.
El vigente campeón de la Copa del Rey, liderado por un brillante Messi, dominó de principio a fin a un Celta, que apenas pisó el área contraria.
Los azulgrana impusieron una gran presión, recuperando pronto el balón y jugando en campo contrario para cerrar el encuentro en apenas media hora.
El Barca se clasificó así para los cuartos de final de la Copa del Rey, donde también estará el Sevilla tras ganar 2-1 al Cádiz (segunda división).
El delantero francés Wissam Ben Yedder abrió el marcador para el Sevilla, antes de que el argentino Joaquín Correa hiciera el 2-0 de cabeza y Álvaro García marcara el gol del honor gaditano.
El Espanyol también se clasificó ayer para la siguiente fase al ganar 2-0 al Levante y remontar la derrota 2-1 de la ida.

Se va Mascherano.
El mediocampista de Barcelona de España y del seleccionado argentino de fútbol Javier Mascherano continuará su carrera en Hebei Fortuna de China, que pagará por su pase diez millones de euros, informaron medios catalanes.
Según el diario Sport de Barcelona, la llegada del zaguero colombiano Yerry Mina de Palmeiras de Brasil le dejó la puerta abierta a Mascherano, quien pidió suspender su contrato para llegar con continuidad al Mundial de Rusia 2018.
De esta manera, el ex River Plate jugará en China con un antiguo compañero del seleccionado Ezequiel Lavezzi (convirtió 20 goles en 27 partidos en la última temporada) y será dirigido por el chileno Manuel Pellegrini, con quien el “Jefecito” debutó en la primera de River en 2003.
Mascherano tenía contrato hasta junio de 2019, pero al ver relegada su titularidad en el último año, prefirió alejarse del club para tener chances de jugar el Mundial, que marcará su despedida del seleccionado argentino.