Bayern y Borussia, finalistas

El Barcelona, sin Lionel Messi, quien recayó de su lesión muscular, fue eliminado ayer en las semifinales de la Liga de Campeones de Europa al caer ante el Bayern Munich por 3-0 en el Camp Nou, y quedó muy lejos de la hazaña de revertir el 4-0 de la ida.
Un gol de Robben en el minuto 3 de la segunda parte arrebató todas las esperanzas que la hinchada “culé” había depositado en su equipo, que hizo una buena primera etapa pese a no conseguir los goles necesarios para abrirse camino en la difícil eliminatoria.
Si bien a partir del gol de Bayern la eliminatoria quedó sentenciada, la debacle del Barcelona se consumó cuando Piqué marcó en contra en el minuto 27, y Müller amplió la ventaja a los 31 con un cabezazo.
El conjunto catalán, campeón europeo en cuatro ocasiones (1992, 2006, 2009 y 2011), se despidió así del máximo torno
continental en la misma instancia que el año pasado, cuando bajo las órdenes de Pep Guardiola fue eliminado ante el ultradefensivo Chelsea inglés, campeón del certamen.
Por su parte, el Bayern Munich, también con cuatro trofeos (1974, 1975, 1976 y 2001), consiguió su segunda final consecutiva y décima de la historia.
De esta forma la Liga de Campeones de Europa tendrá una final alemana el próximo 25 de mayo en el estadio de Wembley de Londres, cuando el Bayern se mida al Borussia Dortmund, que el martes eliminó al Real Madrid.
Con un marcador 4-0 adverso, el conjunto catalán tenía que lograr un verdadero “milagro”, y para ello necesitaba a su máxima estrella, Leo Messi, quien quedó sorpresivamente relegado al banco al resentirse de la lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha.

Real Madrid, cerca.
Real Madrid, de España, con los argentinos Gonzalo Higuaín y Angel Di María de titulares, quedó eliminado el martes en las semifinales de la Liga de Campeones de Europa de fútbol pese a ganarle, de local, a Borussia Dortmund, de
Alemania, por 2 a 0, ya que en la ida cayó por 4 a 1.
Los goles del equipo que dirige el portugués José Mourinho los anotaron el delantero francés Karim Benzema y el defensor Sergio Ramos.