Belgrano se llevó más que un triunfo

El conjunto dirigido por Edgardo Leguizamón, que salió a jugar estando en zona de descenso, venció por 1-0 a All Boys, gracias al tanto convertido por Esteban Gutiérrez, en el arranque de las revanchas.
General Belgrano venció anoche como visitante a All Boys por 1-0, en el marco de la décima fecha de la Zona “A” de la Región Pampeana Sur del Torneo Federal “B” de fútbol. El único gol del encuentro, disputado ante un gran marco de público, fue anotado a los 47 minutos del primer tiempo por Esteban Gutiérrez.
El árbitro, Jorge Villalva, que estuvo a punto de suspender el partido cuando solo se habían jugado 2 minutos (por piedras arrojadas desde el sector visitante), expulsó a Huelten Monaiser y Ricardo Ramírez en el Tricolor y a Jerónimo Gutiérrez en el local.
De esta manera, el conjunto dirigido por Edgardo “Tuco” Leguizamón, que empezó el clásico en zona de descenso, sumó tres puntos valiosísimos, que le permitieron salir de la última colocación y tuvo un buen arranque en la segunda ronda.
Por su parte, el Auriazul, que hizo el mayor gasto y buscó constantemente el empate, cometió un error sobre el cierre de la primera etapa, que le posibilitó al visitante anotar el único tanto de la noche. Así, el equipo dirigido por Ignacio Archieri acumuló su quinto encuentro sin victoria.
Luego de las primeras interrupciones, y tras las amenazas de Villalva de no continuarlo, fue el Auriazul el que dio el primer aviso. A los 7 minutos, Rubén Pérez sacó un remate cruzado, desde la izquierda, que se estrelló contra el poste y salió.
All Boys mejor parado en el campo volvió a llevar peligro, a los 14, pero Gutiérrez, tras el centro de Tomás Arzer, dominó largo dentro del área y no alcanzó a acomodarse.
Con el correr de los minutos, el local jugaba mejor ante un Belgrano que no lograba hacer pie en el campo contrario, aunque se defendía bien de los ataques alboyenses, que de forma esporádica puso en aprietes a Maxi Castaño, que respondió cuando lo convocaron, como a los 35 cuando sacó abajo un disparo de Pérez.
La primera aproximación del Tricolor se dio a los 39, cuando Gutiérrez lanzó un centro que Ricardo Ramírez no alcanzó a cabecear de lleno y la pelota fue mansa a las manos de Matías Boto.
Parecía que todo terminaba en pardas. Sin embargo, a los 47, Barreiro entregó mal de cabeza en el medio, la pelota salió para el área local, donde solo apareció Esteban Gutiérrez. El delantero dominó el balón, por derecha, y definió cruzado, la pelota dio en el poste y terminó ingresando, para el 1-0.

Expulsiones.
En el complemento, All Boys salió a buscar el empate, pero chocó constantemente con el cerrojo visitante. Lo tuvo “Titino” Pérez en un par de ocasiones, sin embargo falló en ambas.
A los 20, Monaiser se ganó la segunda amarilla y Belgrano quedó con diez. Y tres minutos más tarde, Ramírez cometió una fuerte falta en campo contrario y el Tricolor en pocos minutos se quedó con nueve.
El visitante se refugió contra su arco, llevando al nerviosismo del local, que no pudo sacar provecho de la superioridad numérica, pese a contar con situaciones. A los 34 minutos, Barreiro habilitó a Gutiérrez, que definió pero un defensor rechazó sobre la línea. Tras esta acción, el delantero alboyense se “enganchó” en la discusión y se fue expulsado, quedando 10 contra 9.
En los minutos finales, el Auriazul buscó por todos los medios llegar a la igualdad ante un Tricolor que se replegó bien y dejó para las contras a Alexis Uhadelgaray, aunque todo el trabajo previo ya había sido realizado. De esta manera, el Tricolor se tomó revancha de la primera fecha.
Tras el pitazo final de Villalva, las piedras volvieron a ser protagonistas de la noche, en este caso desde los dos sectores, por lo que la policía realizó algunos disparos de balas de goma para calmar los ánimos.

Visitantes.
En los otros adelantos de la fecha, Deportivo Villalonga goleó como visitante por 4-1 a Embajadores de Olavarría; mientras que Linieres superó como visitante 3-0 a Tiro Federal.