Boca, con la “mano” del bicampeón

SUPERLIGA: RIVER Y HURACAN IGUALARON SIN GOLES EN EL CIERRE DE LA JORNADA

Boca se quedó ayer con una ajustada victoria por 1-0 frente a un difícil Talleres de Córdoba, en un partido válido por la primera fecha de la Superliga en el que Carlos Tevez erró un penal y hubo polémica por una mano de Pablo Pérez que debería haber sido penal para los cordobeses.
El único tanto lo convirtió el ex Talleres Cristian Pavón, a los 8 minutos del primer tiempo. En tanto, a los 6 minutos de la segunda etapa Boca tuvo la chance de estirar la diferencia, pero el arquero Guido Herrera le detuvo un penal a Tevez.
La primera parte fue pareja, aunque Boca logró ponerse en ventaja tras una jugada de pelota parada. A los 8 minutos y luego de un córner desde la derecha y un despeje de la defensa de Talleres, la pelota le quedó a Pavón, quien desde la puerta del área por la izquierda envió un remate fuerte para poner el balón en el palo derecho de Guido Herrera.
El encuentro no fue vibrante en este primer tiempo, aunque ambos elencos intentaron vulnerar a las respectivas defensas. A los 33 Boca pudo aumentar la cuenta cuando Leonardo Jara desde la derecha habilitó a Tevez, quien metió un caño y llegó a la puerta del área, pero su disparo fue tapado bien por Herrera.
La segunda etapa comenzó entretenida y a los 5 minutos el árbitro Facundo Tello sancionó un penal en favor de Boca tras una falta de Leonardo Godoy a Emmanuel Más. El encargado de patearlo fue Tevez, quien envió un disparo que Herrera logró tapar sobre su izquierda y evitar la segunda caída de su valla.
Sobre los 26, en tanto, Andrada tuvo la atajada del partido, en lo que fue la gran polémica de la mañana: tras un centro desde la derecha y un rechazo, el balón le quedó a Juan Ramírez, quien remató desde la puerta del área, la pelota dio en la mano de Pérez (era penal para Talleres que Tello no cobró) y Andrada, con una mano, logró despejar el peligro.
Después no hubo mucho más. Boca tuvo otra posibilidad con Ramón Abila, pero tapó Herrera, y al final el local terminó festejando un triunfo que le permite estar en la punta del torneo, como hace casi dos años.

Sin goles.
Con mucha fricción y poco fútbol, Huracán y River protagonizaron anoche un pobre empate sin goles, en un partido disputado en el estadio Adolfo Tomás Ducó correspondiente a la primera fecha de la Superliga y que marcó el cierre de la jornada dominguera.
El elenco “millonario” tuvo una chance inmejorable de ponerse en ventaja a los 15 minutos del primer tiempo, con un penal, pero Gonzalo “Pity” Martínez falló su remate, que salió desviado por sobre el travesaño.
En la misma primera etapa, cuando se jugaba tiempo de descuento, Huracán también tuvo su gran chance, pero el árbitro Patricio Loustau no cobró un gol convertido por Diego Mendoza por una falta de Lucas Gamba sobre el arquero Franco Armani, que ya estaba vencido.
El partido fue flojo en líneas generales y, por situaciones, el que volvió a tener una clara fue el Globo, sobre el final del complemento, pero el remate de Mauro Bogado fue desviado entre Armani y el travesaño. Así, terminaron repartiendo puntos y fue justo.

Con goles.
En otro de los partidos de ayer, Lanús desperdició un arranque arrollador con dos goles de ventaja frente a Defensa y Justicia, que reaccionó en el tramo final para llevarse un empate de La Fortaleza granate.
En el estadio Néstor Díaz Pérez y con público de ambas parcialidades, un penal del refuerzo uruguayo Sebastián Ribas y una definición del juvenil Tomás Belmonte le permitieron a los dirigidos por Ezequiel Carboni adelantarse en los primeros doce minutos de juego.
Pero en los últimos quince minutos del partido, el Halcón reaccionó gracias a doblete del ingresado Nicolás Fernández, que desde el banco de suplentes le permitió al equipo de Sebastián Beccacece llevarse un punto.
Así, tras la eliminación en la Copa Sudamericana y la sufrida clasificación por Copa Argentina, Lanús sufrió otro golpe contra la confianza, cuando parecía que tenía la victoria en el bolsillo.

Al final.
Por otra parte, sobre el final del tiempo reglamentario y luego de una inocente mano de Lucas Albertengo que derivó en la correcta sanción de un penal, Godoy Cruz se impuso a Estudiantes de La Plata por 1 a 0, en un discreto encuentro disputado en el estadio “Malvinas Argentinas”.
El defensor paraguayo Diego Viera, desde los doce pasos a los 50 minutos del complemento, marcó la diferencia a favor del elenco “tombino”. Godoy Cruz jugó desde los 18 minutos del primer tiempo con un hombre menos, por la expulsión de Juan Andrada.

Buen regreso.
Finalmente, en el regreso de Edgardo Bauza luego de 17 años, Rosario Central empezó con el pie derecho la Superliga, al vencer por 1 a 0 a Banfield en el estadio Gigante de Arroyito, con respaldo para el capitán Marco Ruben luego del cruce con la dirigencia.
El defensor Matías Caruzzo, uno de los refuerzos del equipo del Patón, fue el encargado de anotar el único tanto del encuentro con un cabezazo a los 9 minutos del segundo tiempo. El Canalla festejó junto a su gente un triunfo con estadística aparte, ya que no podía vencer a Banfield como local desde el torneo Clausura 2008. (NA)