Boca entrenó a puerta cerrada

EN UN CLIMA DE TRISTEZA Y SIN EL ARQUERO AGUSTIN ORION

El plantel de Boca se entrenó ayer por la mañana, desde las 10, en el predio Pedro
Pompilio y a puertas cerradas para la prensa, en un clima de tristeza lógico después de haber quedado afuera de las finales de la Copa Libertadores, que era el gran objetivo del año futbolístico de los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto.
La novedad más importante fue la ausencia del arquero Agustín Orión, ausente por un
tema personal, quien no tuvo una buena actuación en la derrota del pasado jueves ante Independiente del Valle por 3-2.
Previa charla breve entre el técnico y el plantel, en la que se habló de empezar una nueva etapa más allá del duro traspié, los que jugaron hicieron ejercicios regenerativos con la presencia de Carlos Tevez y el capitán Daniel Díaz, los otros dos observados por los hinchas y la prensa por no haber tenido una buena tarea ante los ecuatorianos.
El Apache está inserto en un mundo de versiones que apuntan a que se puede alejar de la institución ahora o a fin de año. Se comenta que su bajón anímico pasa por algunas cosas que no le gustan en el club y por el robo que tuvo su hermano hace días, que afectaron en su rendimiento y elegiría seguir su carrera en Brasil o Europa.
“Carlitos va a seguir en Boca” declaró anoche en Radio Güemes el vicepresidente primero de la institución Royco Ferrari. Sin embargo, Juan Carlos Crespi, de la subcomisión de fútbol, dijo en Cancha Llena otra cosa: “Creo que hasta fin de año se puede quedar”.

Sin titularidad.
Mientras que el “Cata” Díaz, si bien no se quiere ir, no sería tenido en cuenta como titular por Guillermo quien había pedido sin éxito la contratación de Gustavo Gómez, zaguero de Lanús, para luego contratar a Santiago Vergini, que vino libre del Sunderland de Inglaterra.
Agustín Orión, por su parte, quiere seguir en Boca y en estos días su representante Santiago Hirsig tendrá una reunión con el presidente Daniel Angelici para charlar sobre el tema.
Los suplentes del jueves y los que no jugaron realizaron ayer fútbol en espacios reducidos, en tanto el defensor Gino Peruzzi trabajó diferenciado por una molestia en el izquiotibial derecho, por la que no pudo estar en ninguno de los dos partidos de semifinales.
Boca tiene ahora como prioridad ganar la Copa Argentina, que sería la única manera de poder jugar la Copa Libertadores 2017 y el comienzo de la Súper Liga que esta pactado para el 19 de agosto.
El técnico, más allá de los jugadores que se irán por venta o por no ser tenidos en cuenta, piensa pedir un arquero, un defensor, un volante central y un extremo.

No seguirían.
El uruguayo Nicolás Lodeiro en la próxima semana se ira al Seattle Sounders con un
contrato por cuatro años y también se podrían ir Gino Peruzzi, Frank Fabra, Marcelo Meli, Rodrigo Bentancur, Sebastian Palacios y Nicolás Colazo.
El equipo del Mellizo vuelve a los entrenamientos el martes próximo, desde las 9.30, en Casa Amarilla y en este receso de 30 días tratará de arreglar algunos partidos amistosos. (Télam)

Compartir