Boca se quedó con el Superclásico

EL PAMPEANO EVANGELISTA TUVO UNA BUENA ACTUACION EN SAN JUAN

Boca Juniors le ganó ayer 1-0 a River en un amistoso disputado en el estadio Bicentenario de San Juan, en el que el vencedor disputó un interesante segundo tiempo, etapa en la que justificó el triunfo.
El único gol fue convertido por Oscar Junior Benítez, a los 24 minutos del complemento, después de un excelso pase de Fernando Gago, en una jugada en la que también hubo errores de Alexander Barboza en la marca y Germán Lux en su intento de detener el remate.
En la primera parte ambos estuvieron imprecisos, pero a partir del ingreso de Pablo Pérez en la segunda, Boca mejoró gracias a la sociedad que conformó con Gago, otra vez uno de los mejores, y se llevó una justa victoria. En el Xeneize fue titular el defensor santarroseño Fernando Evangelista, de buena actuación.
En la primera parte hubo poco positivo para destacar en ambos equipos: tan sólo dos nombres sobresalieron por encima de la media, Cristian Espinoza y Nicolás De la Cruz.
River intentó ser protagonista y llevar el peso del juego, pero a excepción de cuando la pelota la tenía el uruguayo, no tuvo claridad en ofensiva.
De hecho, el equipo de Marcelo Gallardo no generó siquiera una situación clara en esa etapa, a punto tal que Guillermo Sara fue un mero espectador de lujo.
Boca tuvo un juego más directo, con más velocidad que tenencia, pero dependió demasiado de la velocidad de Espinoza, quien tuvo la única chance neta para marcar en un tiro que se fue por arriba del travesaño tras un centro de Evangelista.
Con un trío de ataque donde no había ningún habitual titular, se notó la incomodidad de Junior Benítez ya que, ubicado como delantero de área y no por los costados, quedó en evidencia que no es su fuerte jugar de espaldas al arco.
Encima, Guillermo Barros Schelotto tuvo que lamentar dos lesiones en los últimos minutos: Espinoza (sufrió un tirón en un pique y todo indica que se desgarró) y Goltz (corte en su cabeza después de un choque con De la Cruz).

El gol.
Con la lesión de Espinoza, Pablo Pérez ingresó apenas comenzado el complemento y fue fundamental para la remontada, ya que manejó los tiempos. Con su buen manejo de balón, supo asociarse con Gago y entre ambos hicieron ancho el equipo por momentos y metieron los pases necesarios para abrir al rival.
A ellos se le sumó una interesante labor de Evangelista cuando se proyectaba por izquierda, el incansable ida y vuelta de Leo Jara y un mejorado Benítez, quien con espacios pudo explotar su velocidad.
De una genialidad de Gago, que metió un pase profundo para Junior, surgió el tanto que convirtió el ex Lanús con un remate rasante. En esa jugada quedó en evidencia la lentitud de Barboza para perseguir a Benítez y la débil reacción de Lux, al cual el balón se le coló por debajo de su cuerpo.
En los últimos diez minutos, River intentó llegar al empate de la mano de un mejorado “Pity” Martínez. Sin embargo, la única chance para igualar surgió de un cabezazo aislado de Santos Borré, que se fue muy cerca del palo derecho de Guillermo Sara.
Con mayoría de suplentes por tener muchos futbolistas en las selecciones, Boca demostró que continúa de racha tras haber salido campeón y le sumó un problema a un River, que todavía no encuentra el juego en el primer partido sin Lucas Alario, recientemente vendido al Bayer Leverkusen.

Evangelista lo aprovechó.
El santarroseño Fernando Evangelista, que se quedó en Boca para pelear un lugar, aprovechó muy bien ayer la chance para mostrarse. El lateral izquierdo se mostró firme en la marca, principalmente en el primer tiempo. En el complemento se animó a soltarse más y sumarse al ataque. Jugó todo el partido y se perfila como el reemplazante natural de Frank Fabbra.