Boca, con poco, está en lo más alto

Boca Juniors produjo una actuación de bajo nivel, careció del control del juego y terminó sumamente comprometido, pero dos cabezazos de su mejor jugador, Lucas Viatri, le alcanzaron para vencer por 2-1 a Atlético de Rafaela, en el que fue su cuarto triunfo consecutivo por el Torneo Inicial. Así, en el marco de la quinta fecha, Boca quedó en soledad en lo más alto de la tabla de posiciones con 12 puntos.
En el cotejo, que se disputó en la cancha de Vélez porque La Bombonera había sido suspendida, el equipo de Julio César Falcioni fue desprolijo en el armado, nunca hizo circular la pelota con fluidez, en el final se vio llevado por delante y realmente son pocos los argumentos para explicar el resultado del partido.
Rafaela, dirigido por el pampeano Rubén Forestello, dominó la mitad de la cancha durante buena parte del encuentro, jugó por mucho tiempo metido en campo rival, pareció que podía tener mejor suerte cuando alcanzó el empate parcial a través de uno de sus hombres mas destacados, Sebastián Carrera, pero finalmente pagó caro el tributo a su falta de definición.
De hecho, en la última acción del juego, sobre el tercer minuto del tiempo agregado, el arquero xeneize Oscar Ustari salvó con gran esfuerzo un cabezazo de Ferro y aseguró un triunfo por el cual su equipo hizo muy poco.

Sin ventajas.
River Plate, que mostró una pobre imagen, rescató un empate 1-1 en su visita a Colón de Santa Fe, en el partido que cerró el segmento dominical de la quinta fecha. Rubén Ramírez, a pocos segundos de haber ingresado, abrió la cuenta para Colón, que con el triunfo se mantenía en lo más alto de la tabla de posiciones. Sin embargo, Germán Pezzella igualó para el conjunto de Matías Almeyda a un minuto del cierre, y dejó la punta del certamen en manos de Boca Juniors.
En general, River no fue muy diferente al de las fechas anteriores. Tuvo desborde por las bandas, pero volvió a carecer de creatividad, en lo que es acaso la falencia más visible del equipo de Matías Almeyda. Colón respondió con la buena imagen que viene dando, tratando de inquietar a espaldas del mediocampo visitante. Sin embargo, y pese a ponerse en ventaja en el complemento, una desconcentración en el final lo dejó sin punta.

Derrota roja.
En otro de los partidos de ayer, Godoy Cruz le ganó como local 2-1 a Independiente con un gol de penal de David Ramírez a los 47 minutos del segundo tiempo, en el encuentro que marcó el regreso de Américo Gallego como entrenador del Rojo.
El equipo de Avellaneda comenzó ganando en el primer tiempo por el tanto de Cristian Tula, pero rápidamente Ramírez puso el empate provisorio. Sobre el cierre llegó una mano de Lucas Villalba en el área de la visita en un evidente penal, que el propio Ramírez cambió por gol, dejando al Tomba entre los equipos que pelean el campeonato.
En cambio, el equipo de Avellaneda está último en la tabla que determinará tres descensos al final de la temporada, cosechó apenas dos puntos sobre 15 posibles en el torneo, por lo que al “Tolo” Gallego (reemplazante de Cristian Díaz) le espera un arduo trabajo. En ese contexto, el Rojo acumuló 12 partidos sin ganar entre el actual torneo y el anterior.

Pobre empate.
También ayer, Tigre y San Lorenzo terminaron 1-1, un resultado que les sirve de poco y nada a ambos equipos. Un cabezazo de Diego Castaño, luego expulsado, puso en ventaja a Tigre, y una definición del uruguayo Luis Aguiar, que puso fin a 16 toques impolutos de jugadores de San Lorenzo, marcó el empate. Franco Jara también fue expulsado, por lo cual ambos conjuntos terminaron con diez.
El empate deja a Tigre, el gran subcampeón y épico en su lucha por la permanencia en el semestre pasado, sin ganar aún en el torneo Inicial. Mientras que San Lorenzo sumó muy poco para acumular en los promedios, que lo tienen apenas por sobre el trío que ocupa las tres plazas indeseables.

Mal, pero bien.
Américo Gallego tuvo un mal debut en su tercer ciclo como DT de Independiente, pero pese a la caída ante Godoy Cruz, se mostró optimista. “Lo vamos a levantar, no tengo ninguna duda. Algunos muchachos sintieron el cansancio. Y sabemos que tenemos que ser más protagonistas, pero vamos a andar bien”, aseguró el “Tolo”.

Falcioni pide mejorar.
El entrenador de Boca Juniors, Julio Falcioni, aceptó ayer, luego de la victoria 2-1 en cancha de Vélez ante Atlético de Rafaela, que su equipo debe jugar mejor. “Terminamos muy apretados, no tuvimos terminación en las jugadas, no fuimos precisos, pero a diferencia de otros partidos, donde teníamos muchas llegadas, concretamos las que se presentaron”, expresó Falcioni en rueda de prensa.
Y agregó: “Con Independiente (en el partido de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana de fútbol) nos empataron sobre la hora cuando habíamos jugado mejor. Hoy no jugamos bien, pero nos llevamos los tres puntos”.
Falcioni esbozó una sonrisa cuando le preguntaron si debía rendir un examen cada partido, justamente luego de la eliminación de la Sudamericana ante Independiente. “Hasta ahora sacamos el 70% de efectividad. Sé que en Boca hay que ganar siempre. A veces se puede ganar bien o mal, pero la efectividad en estos 20 meses de trabajo fue excelente”, aseveró.
En tanto, el goleador Lucas Viatri, figura excluyente de la victoria de Boca, admitió que el equipo quedó golpeado por la eliminación en la Copa Sudamericana, pero destacó que se recuperó “en el momento justo”.

Pampeano amargado.
A su turno, el entrenador de Atlético Rafaela, el pampeano Rubén Forestello, aseguró que su equipo fue “superior” a Boca a pesar de la caída. “Yo creo que Rafaela fue superior a Boca durante todo el partido y hubo momentos claramente favorables para nosotros; pero bueno, no supimos aprovecharlo”, dijo el DT nacido en Realicó. “Por ejemplo -siguió-, tuvimos 18 corners a favor durante todo el encuentro. No sacamos provecho de estas situaciones”.
Para Forestello, la mala suerte no fue un factor que haya influido en el marcador y destacó que su equipo deberá seguir “luchando” para conseguir “mayor efectividad” en cada juego. “Sigo apostando a estos jugadores y no bajo los brazos porque trabajo con mucha pasión”, cerró el pampeano. (Télam)