Boca fue más que Palestino

LIBERTADORES: EL XENEIZE NO BRILLO PERO FUE CONTUNDENTE

Boca Juniors inició con buen pie su participación en el grupo 5 de una Copa Libertadores que lo obsesiona y para la que cargo toda su metralla futbolística este principio de año, al vencer como visitante a Palestino por 2-0.
El primer gol “xeneize” fue obra de Andrés Chávez con un sutil toque de zurda entrando al área tras una precisa habilitación de Leandro Marín, quien apareció en esa acción jugando por el medio. Y el segundo lo conquistó Sebastián Palacios con una precisa definición luego de un pie a pie necesario para quedar mano a mano con el arquero Darío Melo tras una habilitación no menos exacta del ingresado volante uruguayo Nicolás Lodeiro.
El cotejo en el escenario chileno comenzó como se esperaba, porque Palestino, fiel a la línea que propone el entrenador
argentino Pablo Guede, salió con la intención de jugar, cuidar la pelota y presionar a su adversario. Claro que había una diferencia importante de experiencia y potencialidad individual en favor de Boca y el equipo de Rodolfo Arruabarrena en todo momento estuvo atento a la espera de valerse de los espacios que dejaba su adversario en la retaguardia.
Fue así que, a los 37, se dio la ocasión que aguardaban los xeneizes, porque Marín estuvo lúcido y preciso para buscar a Chávez y el ex Banfield definió con eficacia a pesar de la salida de Melo para tratar de reducirle el ángulo de disparo.

Lo liquidó.
En la segunda parte también ocurrió lo planeado por el Vasco Arruabarrena, porque en desventaja en el tanteador el elenco chileno quedó todavía mas expuesto en el fondo. Con el ingreso, a los 15 minutos, de Lodeiro en reemplazo del Emmanuel Gigliotti, el cuadro visitante procuró aumentar la diferencia mediante el empleo de inteligencia, justeza y penetración.
Fue así que, a los 24 minutos, Lodeiro alimentó la voracidad de un Palacios que sabe aprovechar cada minuto que le otorgan en la formación titular, e inclusive hace goles y suma puntos en su cuenta personal. El uruguayo calculó el lugar justo para poner el balón a disposición de la corrida de Palacios y el triunfo de Boca quedó prácticamente garantizado con anticipación.
En un grupo ‘a priori’ accesible, que el martes se inició con la victoria de Montevideo Wanderers, de Uruguay, sobre Zamora, de Venezuela por 3-2; Boca cumplió con su obligación y empezó a desandar un camino que sueña concluir con la séptima Copa Libertadores, esa que le permitirá alcanzar a Independiente en el historial como el más ganador de América.
En otro encuentro disputado ayer Guaraní de Paraguay rescató empate ante Sporting Cristal de Perú -ambos comparten el grupo con Racing Club y Deportivo Táchira-. El conjunto incaico ganaba 2 a 0 con goles del argentino César Pereyra y Josepmir Ballón, pero el local igualó con los tantos de Fernando Fernández y Federico Santander, a seis minutos del final.
Por su parte, Corinthians venció a San Pablo en el clásico brasileño y Colo Colo de Chile superó en condición de local a Atlético Mineiro de Brasil. Al cierre de esta edición se enfrentaban Tigres de México y Juan Aurich de Perú -ambos comparten el grupo con River Plate-. (Télam-DyN)