Boca y River aburrieron en el clásico

El duelo entre los dos más grandes del fútbol argentino fue un bodrio, que terminó 1-1 por los goles de Lanzini -el más rápido de los Superclásicos- y Silva. En tanto, Atlético Rafaela venció a San Martín por 2-1 y le dio una mano al Rojo.
Boca Juniors, de discretístima campaña, y River Plate, que insinúa pero no logra prenderse en la lucha de arriba, igualaron ayer 1-1, en un desteñido Superclásico que decoró el programa de la duodécima fecha del torneo Final. Más de 55 mil espectadores presenciaron un espectáculo que tuvo colorido en las tribunas, aunque el famoso ‘folklore’ del fútbol también quedó en deuda, porque los hinchas locales lanzaron bengalas en pleno encuentro que obligaron a que el árbitro Germán Delfino, debutante en este tipo de cotejos, interrumpiera el desarrollo por seis minutos.
River, que llegó a las 22 unidades y está en la tercera posición de la tabla, a 4 del líder Lanús, se puso en ventaja, cuando el partido todavía no era partido. A los 45 segundos, en el tanto más rápido de la historia del clásico, Manuel Lanzini se elevó y metió un frentazo que dejó sin asunto a Agustín Orión, para situar en ganancia a los dirigidos por Ramón Díaz.
Y Boca, que ayer estableció una marca de ineficacia en certámenes locales y llegó a los 11 partidos sin triunfos en el presente campeonato (7 empates, 4 derrotas), logró la paridad cuando peor la pasaba, luego de que Walter Erviti se inspirara y armara una buena jugada por derecha y cediera al uruguayo Santiago Silva, que definió colocando la pelota lejos del alcance de Marcelo Barovero.
El partido, de tono menor y con mucha fricción, tuvo un jugador expulsado, ya que el zaguero local, Guillermo Burdisso, vio la tarjeta roja por una expulsión al uruguayo Rodrigo Mora.
En la segunda mitad, los dos equipos expusieron sus miserias futbolísticas, evidenciaron sus respectivos miedos a perder y así se configuró un espectáculo que estuvo muy cerca del grotesco. Inclusive, desde las tribunas también se aportó "más circo", con el lanzamiento de bengalas desde la cabecera local, que obligó a que el juez Delfino, de opaca tarea, suspendiera parcialmente el cotejo por seis minutos.

Ganó el Rojo.
En otro de los partidos de ayer, Independiente, de visitante, superó 2-0 a Tigre, logró su segunda victoria consecutiva y de esa manera mantiene su ilusión de no perder la categoría por primera vez en su historia. Los goles del conjunto de Miguel Angel Brindisi, que aprovechó las derrotas de Quilmes, Argentinos y San Martín de San Juan, pero continúa en zona de descenso, fueron anotados por el atacante Adrián Fernández a los 9 y 39 minutos del primer tiempo.
El primer tiempo fue entretenido. Ambos jugaron con intensidad, crearon peligro en las áreas y repartieron la posesión de la pelota. El Rojo se adelantó cuando Fabián Vargas impidió un centro largo de Diego Castaño, en la mitad del campo, y el rebote derivó en Fernández, quien no dudó en rematar la pelota con pierna izquierda. El arquero García, que estaba adelantado, no pudo desviar la pelota que lo sobrepasó.
Antes de cerrarse la primera parte, Fernández, tras pase de Caicedo, apareció en soledad en la puerta del área y marcó el segundo, tras una débil resistencia del arquero García. En la segunda parte, Independiente estuvo concentrado, le cedió el balón a Tigre, pero el local no supo qué hacer con el mismo ante la falta de espacios.
Con este triunfo, Independiente (1.140) aprovechó las caídas del viernes de Quilmes (1.161) ante San Lorenzo y del sábado de Argentinos (1.206) ante Lanús, rivales directos en su intención de no perder la categoría. Los de Brindisi quedaron a 7 puntos del equipo de La Paternal, que divide por misma cantidad de temporadas.

Triunfo de Rafaela.
En el cotejo que anoche cerró la jornada dominguera, Atlético de Rafaela le ganó agónicamente a San Martín de San Juan 2-1 con dos goles de penal, y le dio una mano grande a Independiente en la pelea por mantener la categoría. Lucas Landa había puesto en ventaja a los sanjuaninos, pero Federico González, con sendos penales a los 38 y 43 minutos del segundo tiempo, le dio el triunfo al equipo santafesino. Con esta caída de San Martín, Independiente continúa por encima de los verdinegros en la tabla de los promedios.

Newell’s busca recuperar la punta.
Newell’s Old Boys de Rosario buscará hoy recuperar la punta del torneo Final, hasta ahora en manos de Lanús, cuando visite a Arsenal de Sarandí en el partido que cerrará la duodécima fecha. Previamente jugarán All Boys y Estudiantes de La Plata. Las siguientes son las probables formaciones y horarios para los dos partidos de hoy:

All Boys-Estudiantes.
Hora: 19.10 (Canal 7). Arbitro: Sergio Pezzotta. All Boys: Cambiasso; Grana, Quiroga, Lequi y Soto; Sánchez, Stefanatto y Fredich; Montoya Muñoz, Sarmiento y Vildozo. DT: J. Romero. Estudiantes: Rulli; Angeleri, Ré, Desábato y Silva; Jara, Braña, Gelabert y Auzqui; Núñez y Zapata. DT: M. Pellegrino.

Arsenal-Newell’s.
Hora: 21.30 (Canal 7). Arbitro: Juan Pompei. Arsenal: Campestrini; Nervo, López, Braghieri y Pérez; Carbonero, Marcone, Ortíz y Aguirre; González y Benedetto. DT: G. Alfaro. Newell’s: Guzmán; Orzan, Vergini, Heinze y Cáceres; Bernardi, Mateo y Pérez; Tonso, Scocco y Rodríguez. DT: G. Martino. (DyN)