Bologna es arquero de River

GALLARDO QUIERE "CERRAR LOS GRIFOS" PARA QUE NO SE VAYAN MAS JUGADORES

El arquero Enrique Bologna se convirtió ayer en el segundo refuerzo de River Plate, después de una revisión médica que duró más de cuatro horas, y firmará por dos temporadas, con una opción de otra más. Bologna, de 34 años, sufrió la rotura del tendón rotuliano hace poco más de dos años, y aunque le detectaron rastros de esa lesión, se le dio el visto bueno para que firme su contrato con la institución.
El arquero, que viene de quedar libre de Gimnasia y Esgrima de La Plata, viajará mañana hacia Orlando, Estados Unidos, junto con el defensor Luciano Lollo, el otro refuerzo -proveniente de Racing Club-, para unirse el resto del plantel que está realizando la pretemporada.
En un principio, Bologna llega para ser relevo del juvenil Augusto Batalla, a quien Marcelo Gallardo (entrenador) le aseguró la titularidad en el comienzo de la temporada. “Intentaré aprovechar mi oportunidad en una institución tan gran de como River, aunque en un principio no seré titular”, dijo el guardameta en la rueda de prensa a la salida de la clínica.
“Es un sueño llegar a River. Trataré de disfrutarlo y aportar lo mío”, expresó el arquero. Y agregó: “Espero ganarme un lugar o ayudar en lo que pueda”.

Gallardo.
Mientras tanto, Gallardo demostró su enojo por la falta de refuerzos y pidió que “le avisen si no van a llegar refuerzos” para no permitir que se le sigan yendo futbolistas, luego del desmantelamiento que sufrió el plantel en el último año.
“Si los refuerzos llegan, llegarán. O si no, que me avisen, así cierro los grifos y no se va nadie. Hemos tenido muchas dificultades para incorporar y me tendré que arreglar con lo que hay”, se quejó el DT en radio Continental.
De esta manera, le marcó la cancha a Rodolfo D’Onofrio, presidente, que hasta el momento le consiguió los servicios del defensor Lollo y del arquero Bologna. Igualmente, a pesar de su claro malestar, elogió al plantel actual y aseguró que “es bueno”, pero aclaró que “puede ser mejor”.
Y a pesar de la posibilidad concreta de la llegada del volante central de Banfield, Iván Rossi, a quien calificó con “buen proyecto”, aseguró que “en esa zona están bien”.

Promesa.
A su turno, y luego de confirmar la llegada de Bologna, el presidente D’Onofrio aseguró que intentarán cerrar “dos o tres jugadores más” para satisfacer al entrenador.
Igualmente, D’Onofrio sostuvo que el club necesita vender para salir a comprar otros jugadores y que no pueden “hacer locuras ni salir a pagar cifras locas en el fútbol argentino”, donde “piden cifras que internacionalmente no existen”.
“Las negociaciones en Argentina no son fáciles, cuesta mucho comprar un jugador y tampoco hay tantos”, explicó en declaraciones a Radio Güemes, aunque agregó: “Creo que vamos a poder lograr dos o tres jugadores más que nos ha pedido Gallardo que ingresen a River lo antes posible”.
Por otro lado, confirmó las partidas de Emanuel Mammana a Lyon de Francia y Tomás Martínez al Sporting Braga de Portugal; mientras que Gabriel Mercado tiene chances de emigrar al fútbol mexicano. (DyN)

Compartir