Campeón mundial insaciable

REAL MADRID RENUEVA EL TITULO DE LA MANO DEL ARGENTINO SOLARI

Real Madrid de España renovó ayer el título de campeón en el Mundial de Clubes de la FIFA y celebró la primera consagración con el DT argentino Santiago Solari, al vencer al local Al Ain por 4-1 en la final disputada en la ciudad de Abu Dhabi, Emiratos Arabes.
El gol que encaminó la victoria en el estadio Zayed Sports City lo consiguió su mejor jugador, el croata Luka Modric, a los trece minutos del primer tiempo, en la acción siguiente a una salvada milagrosa en el arco “merengue”.
Esa anotación, con un zurdazo colocado al palo derecho del arquero árabe, representó la coronación de un fantástico año personal, en el que lideró al seleccionado de su país rumbo a la final del Mundial de Rusia y ganó el Balón de Oro al mejor futbolista del mundo, un premio que Lionel Messi y Cristiano Ronaldo se repartían desde 2008.
En la segunda etapa del juego, cuando promediaban los 15 minutos, el joven mediocampista Marcos Llorente conectó un balón de sobrepique en la medialuna del área y colocó el 2-0 que derrumbó todas las ilusiones del sorprendente conjunto emiratí.
A los 33, el experimentado capitán Sergio Ramos honró su costumbre de anotar en las finales y sentenció el marcador con un cabezazo. En su festejo, le pidió silencio al público local, que lo abucheó por la lesión que le provocó en la última final de la Champions League al delantero egipcio del Liverpool Mohamed Salah, un referente para el mundo árabe.
Al Ain descontó con otro cabezazo del japonés Tsukasa Shiotani (41m.ST) y la goleada tuvo su cierre con el tanto en contra de Yahia Nader ya en tiempo agregado (46m.).
Así, Real Madrid se convirtió en el primer club de la historia en lograr un título mundial por tercera vez consecutiva y lidera el ranking de honor de la competencia con siete consagraciones: tres cuando se jugaba la vieja Intercontinental y cuatro desde que se regularizó el actual formato en 2006.
Real Madrid perdió su última final internacional hace 18 años, el 28 de noviembre de 2000, cuando Boca Juniors, entonces dirigido por Carlos Bianchi, le ganó por 2 a 0 en el estadio Nacional de Tokio por la Copa Intercontinental.

Premios.
El delantero galés Gareth Bale, de Real Madrid, recibió el Balón de Oro al mejor jugador del Mundial de Clubes; mientras que el colombiano Rafael Santos Borré, de River, se quedó con el de bronce. El volante brasileño de Al Ain Caio, una de las figuras en el éxito ante River, recibió el Balón de Plata.