Inicio Deportes Canapino se tomó revancha

Canapino se tomó revancha

EL ARRECIFEÑO GANO LA CARRERA DIURNA EN SANTA FE

El arrecifeño Agustín Canapino se impuso de punta a punta en una carrera accidentada, con bastantes ingresos del auto de seguridad, y en la que fue escoltado por Facundo Chapur y Matías Rossi, en la octava fecha del Súper TC 2000. Más atrás llegaron Matías Rossi (Corolla) y Leonel Pernía (Fluence).
El arrecifeño se quedó con un triunfo brillante para estirar las diferencias en la punta del campeonato y tomar revancha del golpe con Chapur que no le permitió ganar durante la noche del sábado, en un fin de semana con 120 mil espectadores.
La primera fila de la grilla mostró el duelo entre el poleman Canapino y Pernía. Pudo el de Chevrolet comandar el eterno pelotón, escoltado muy de cerca por el de Renault. El trompo de Néstor Girolami obligó a ver raros dibujos en el sector del final de boxes. Ya por ese entonces, la presión de Rossi desde el tercer lugar obligaba a Pernía a no desatender sus espejos retrovisores.
En el quinto giro el pace car neutralizó las acciones de superación, permitiendo así remover el Corolla de Julián Santero. El reinicio mostró a Pernía escoltar muy de cerca a Canapino, en tanto Rossi buscaba su segunda victoria en las calles litoraleñas.
El binomio de Citroën, Chapur-Urcera, era en ese entonces espectador de aquel duelo por el tercer lugar. Hasta que el C4 Lounge del rionegrino transitó por fuera del radio de giro ideal Ardusso ascendió al 5to lugar.
En el 15to giro, Rossi exigió a su Corolla en un frenaje y dio cuenta de Pernía, pero como «viejo zorro», el sorprendente Chapur pasó del 4to al 2do lugar tras una maniobra eternamente aplaudida por el masivo público.
El Auto de Seguridad nuevamente puso paños fríos en ese duelo que adquiría color y calor.
El «Déjà vu» de la competencia nocturna se vivía, esta vez a pleno sol. El duelo Canapino-Chapur hacía vitorear al público santafesino. La chance de repetirse aquella disputa sabatina se daba en mayor medida al ingresar nuevamente el auto insignia para remover al Renault Fluence de Franco Riva.
El sprint final de una vuelta mostró la contundencia de Canapino, el ímpetu de Chapur y los deseos de Rossi, quienes en esas posiciones arribaron a la bandera a cuadros de la carrera diurna del «Gran Premio Quini 6» de Súper TC2000 que puso en juego la Copa «100 Años Diario El Litoral». (NA)