Carlos Tevez fue muy crítico con Riquelme

Carlos Tevez criticó ayer a Juan Román Riquelme, al que acusó de hablar desde afuera porque “es fácil”, y consideró que el ex astro de Boca levanta la voz siempre que pierde el conjunto “xeneize” y River gana.
Tevez, por otra parte, sostuvo que para regresar al club de La Ribera, necesita primero recuperar “ese hambre y ambición de gloria para seguir ganando títulos”.
“Es fácil hablar de afuera. Lo que se le critica a Riquelme es que ahora se expresa cuando pierde Boca y gana River. Como ídolo lo respeto, pero siempre trata de tirar abajo a los jugadores actuales de Boca”, dijo el atacante del Shanghai Shenhua de China en una entrevista concedida al canal TyC Sports.
“Cuando Román jugaba no tenía periodistas amigos, ahora se sienta en los programas y toma mate con ellos. Es ídolo y tiene la palabra autorizada, pero no le hace bien al club ni al plantel cuando habla”, sostuvo “Carlitos”.
Tevez, que fue criticado por haberse marchado para ir a jugar a China, recordó que “cuando Riquelme se tuvo que ir al Barcelona, lo hizo” y opinó que los jugadores del plantel actual “ya se le pararon de manos cuando los critica y eso está bien”.
El futbolista, que no había dado entrevistas desde que se marchó de Argentina, expresó que “mi silencio molestó muchísimo más a los periodistas que al hincha”.
Tevez indicó que la decisión de irse a Oriente la tomó “porque si seguía le iba a hacer mal al club” y contó que “mi hija mayor bajó llorando al vestuario el último partido y me pidió que me quede”.
“Mi primera etapa en el club fue muy buena porque ganamos todo. Vi a un Boca unido dentro y fuera de la cancha. La gente era una sola y los dirigentes tiraban todos para el mismo lado. En la segunda, vi un club diferente…”, expresó.
Tevez elogió a Daniel Angelici y describió la charla que tuvo con él cuando apareció la oferta de China: “Como presidente me dijo que no se imaginaba un Boca sin Tevez, pero como amigo me dijo que tenía que aceptar y pensar en la familia”.
“Carlitos” admitió, por otra parte, que para regresar a Boca debe recuperar “ese hambre y ambición de gloria para
seguir ganando títulos”, por lo que si no lo logra, dará “un paso al costado” como hizo en febrero pasado, cuando decidió emigrar al Shanghai Shenhua del fútbol de China.