Casalino inició nuevo ciclo

EL ENTRENADOR DIRIGIRA A CULTURAL ARGENTINO EN LA PRIMERA B

Horacio “Chule” Casalino fue presentado como el flamante entrenador del Club Atlético y Cultural Argentino que este año deberá afrontar el certamen de la Primera B de la Liga Pampeana de Fútbol, tras haber perdido la categoría la temporada anterior. Además se presentó al equipo de trabajo con el que contará el flamante director técnico, que también estará a cargo de coordinar el fútbol infantil de la institución de Barrio Pacífico.
Tras una floja campaña que le hizo perder la categoría, el “Cultu” se prepara con vistas a afrontar el certamen de ascenso de la liga norteña. Si bien el objetivo de la entidad, con la llegada de Casalino, es retornar a la máxima categoría, también se apuesta a proceso a que incluye a los más chiquitos, y a través del cual poder nutrir a la cantera de jóvenes valores que en su momento puedan dar el salto necesario.
“Cuando me convocaron la idea era intentar ordenar el fútbol en horarios y forma de distribución de tareas y como se pueden optimizar todos los recursos, para que tengamos un espacio bien saludable para los chicos. Además tengo una idea de generar una base grande de infantiles, con una estructura que sea educativa, formativa, con una cuestión que jueguen la mayoría, pero que no deje de ser una escuela de aprendizaje de lo que es el fútbol. A partir de eso generar unas divisiones inferiores que sean un mix entre formativas y competitivas”, explicó el flamante entrenador. En el mismo sentido agregó que se buscará generar un “ordenamiento que genere jugadores para una posterior convivencia con el equipo de primera división y de la categoría Sub 20”.

Grupo de trabajo.
El nuevo director técnico del elenco “Turco”, tendrá a su hermano Carlos Casalino como ayudante de campo y a José Damiani como preparador físico. También contará con un entrenador de arqueros y se sumaría otro colaborador al cuerpo técnico de las divisiones inferiores.
Respecto al primer equipo, que ayer comenzó con sus trabajos de pretemporada, explicó que se tratará de “potenciar a los chicos del club”, y que se traerá algún refuerzo en un puesto específico, que permita darle mayor jerarquía al grupo.
“Vamos a reunir a todos los jugadores del club para hacer un diagnóstico, para ver quienes son los que a nuestra visión van a estar dentro del plantel que vamos a utilizar, y a partir de ahí buscaremos algunos chicos que nos puedan venir a ayudar”, sostuvo.
En cuanto al objetivo que se planteó Casalino para esta etapa explicó que se tratará de ascender, “pero eso no va a ser una cuestión de prioridad, sino intentar que los chicos del club tengan un espacio y posibilidades, aunque eso no va a implicar que vamos a dejar de aspirar a ascender”.

Amor por la camiseta.
Casalino, que años atrás fuera entrenador de Pico FBC, y que en la última temporada dirigió en el oeste bonaerense, subrayó que “no se tiene que perder el sentido de contención que tiene que tener el club, y que el sentido de pertenencia tiene que ser algo muy valeroso para los chicos, pero también tiene que ser valeroso desde el mensaje y desde la propuesta que nosotros queremos dar”.
El flamante director técnico quien es profesor de educación física, explicó que de los 30 años que lleva de trabajo, 22 los cumplió en el club de Barrio Pacífico, y que una de las etapas más exitosas fue a mediados de la década del 90, cuando fue ayudante de Rubén Elías.
“Más allá de los desafíos, creo que hay una cuestión sentimental que espero que no me juegue en contra, pero más allá de que me vaya bien o me vaya mal, no voy a perder el sentimiento que tengo por el club y tampoco me voy a perder la cuestión voluntaria que tengo yo con mi profesión”, puntualizó.
El técnico se muestra entusiasmado, contento con el nuevo desafío. Sabe que la empresa no será fácil, pero tampoco imposible. Su pasión lo ha llevado siempre a buscar nuevos objetivos.