Ceschan estiró la buena racha

EL PUGIL PAMPEANO GANO LAS 20 PELEAS QUE DISPUTO

Enrico Ceschan tiene 19 años y un palmarés como boxeador amateur de 51 victorias, una derrota y cuatro empates. El púgil de Catriló cerró el año superando a otra promesa pampeana, Franco Ramírez, el santarroseño que tiene en su haber varios títulos a nivel nacional.
Ceschan realizó en este año un total de 20 combates, todos ganados. De esta forma estiró su racha ganadora, convirtiéndose en uno de los boxeadores a tener en cuenta a la hora de desembarcar en el profesionalismo.
Ceschan entrenó durante todo el 2018 en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), en Buenos Aires, en donde a las órdenes de un técnico cubano pulió su línea boxística: pasó de ser un peleador frontal, que siempre se prendía a los cruces, a caminar más el ring, a usar las piernas para aprovechar con mayor eficacia su casi 1,80 metros de altura y su buen alcance de brazos.
“Fue un año muy bueno, espectacular, no sólo por los triunfos, sino porque siento que aprendí mucho en el Cenard, en donde tuve la oportunidad de guantear con jóvenes de la Selección argentina, de mayor experiencia nacional e internacional”, dijo Ceschan, en diálogo con LA CHUECA.
Ceschan, que en este momento disfruta de unas merecidas vacaciones para pasar las fiestas junto a su familia en Catriló, sostuvo que desde el 2015 que el boxeo rige su vida, y que tiene pensado volver en enero al Cenard para comenzar con la pretemporada.
“El objetivo para el 2019 será el mismo, seguir aprendiendo y hacer la mayor cantidad de peleas posibles. Sé que el camino es largo, pero me gusta”, indicó Ceschan.
-¿Cómo te sentiste en el Cenard?
-Me sentí bárbaro porque pude adaptarme al entrenamiento. Siento que fue acertado poder estar con otros boxeadores, aprendiendo.
-¿Cómo te definís como boxeador?
-Depende el rival. Si tengo que prenderme a la pelea franca no tengo problemas, y si hay que boxear tampoco.
-¿Qué te aconsejaron en el Cenard?
-En el Cenard me aconsejaron que sea un boxeador más técnico, que me mueva más, que aproveche mejor mi altura y mi alcance de brazos. Que trabaje mejor en la distancia, que es lo que me conviene. Lo que pasa que me hice al estilo de Javier “Indio” Blanco, que es ir al frente. Más peleador, que es lo que me sale de adentro.
-Varios combates ganaste por nocaut. ¿En algún momento te sentiste un noqueador?
-No, para nada. Sé que soy un boxeador fuerte, pero nada más. Los nocauts vinieron solos, no porque los haya buscado.
-¿Cuál fue la pelea más importante del año?
-La más importante fue ante Franco Ramírez, un buen boxeador, que ha ganado títulos y que ha peleado en el exterior. Fue, sin dudas, la pelea que yo quería.
-¿Qué planes tenés para el año que viene?
-Regreso al Cenard en enero, para encarar la pretemporada. La idea es seguir sumando peleas, y prepararme para el preolímpico.

“Vi ganador a Golovkin”
Enrico Ceschan es un apasionado del boxeo. No sólo que lo practica con responsabilidad durante todos los días, sino que además está siempre pendiente de alguna pelea que den por la televisión para mirarla.
Ceschan, que arrancó en el boxeo en un gimnasio en su casa, ve mucho boxeo con su padre, en especial las de Sugar Ray Leonard, el púgil estadounidense que está considerado como uno de los mejores de la historia del boxeo mundial.
“Con mi padre miramos mucho boxeo, diría que cantidad. Miramos combates de los boxeadores de antes. Nuestro favorito para ver es Sugar Ray Leonard, a quien consideramos un grande, que protagonizó batallas increíbles”, dijo Ceschan.
Ceschan también es un apasionado del boxeo actual. Admirador de Triple G (Gennady Golovkin), de Kazajistán. “Cuando Triple G enfrentó al (Saúl) ‘Canelo’ Alvarez por segunda vez, ese día tenía otros compromisos, pero los dejé de lado para no perderme la pelea. Es más, en ese combate lo vi ganador a Golovkin por uno o dos puntos. Es una pena que se la hayan dado a ‘Canelo'”, dijo el catrilense.