Inicio Deportes Chelsea gritó campeón

Chelsea gritó campeón

EUROPA LEAGUE: LA FINAL QUEDO PARA LOS "BLUES"

Chelsea goleó ayer 4-1 a Arsenal y se coronó campeón de la Europa League en el estadio Olímpico de Bakú, Azerbaiyán.
Olivier Giroud, Pedro y Eden Hazard, este último por duplicado, marcaron los goles del ganador. Alex Iwobi descontó parcialmente para los Gunners.
El delantero Gonzalo Higuaín y el arquero Wilfredo Caballero vieron todo el partido desde el banco de suplentes del equipo que logró ayer su segundo título de Europa League y el sexto trofeo internacional de su historia.
Luego de un primer tiempo parejo en el que habían tenido sus chances Granit Xhaka para Arsenal, con un disparo que rozó el travesaño, y Giroud, quien se topó con una gran atajada de Petr Cech, llegó la lluvia de goles.
Apenas iban 3 minutos del segundo período cuando Jorginho envió un centro desde la izquierda y Giroud, goleador del torneo, se anticipó en el primer palo para conectar a través de una palomita y colocar el balón junto al poste derecho.
A los 14, Pedro recibió de Hazard en el punto del penal y colocó un remate junto al palo izquierdo para aumentar la ventaja.
Ainsley Maitland-Niles, a los 18, derribó dentro del área al incontenible Giroud. Un minuto más tarde, Hazard lo transformó en gol.
Con más amor propio que claridad, Arsenal llegó al descuento a los 23, con un buen remate desde afuera del área de Iwobi, pero luego Hazard lo liquidó.
El habilidoso belga, que vivía una noche especial porque se despidió de Chelsea, combinó maravillosamente con Giroud y sentenció el juego a los 26.
Con todo liquidado, Alexandre Lacazette y Chris Willock tuvieron chances clarísimas para acortar la distancia, pero Kepa tapó espectacularmente ante el francés y el inglés definió desviado.
Ya sobre el final, Maurizio Sarri sacó a Hazard para que todos los hinchas de Chelsea ovacionaran al ídolo cuyo futuro muy probablemente estará en Real Madrid.
Arsenal no pudo contar con el armenio Henrikh Mkhitaryan por cuestiones políticas que tienen que ver con su nacionalidad y la sede la final.
Fue la primera final europea de la temporada entre equipos ingleses, ya que el próximo sábado Liverpool y Tottenham definirán la Champions League en Madrid.
Con este título los Blues cierran una notable temporada en la que terminaron en la tercera posición en la Premier League y cayeron en la final de la Copa de la Liga ante el Manchester City en los penales, en la recordada ocasión en la que el meta Kepa Arrizabalaga se negó a ser sustituido.
El Chelsea abre su vitrina para depositar una segunda Europa League, que acompaña a la obtenida en 2013 de la mano del preparador español Rafa Benítez contra el Benfica.
A diferencia de sus vecinos Gunners, el Chelsea cuenta con un respetable palmarés europeo, en el que también figuran una Liga de Campeones (2012), dos Recopas (1971 y 1998) y una Supercopa de Europa (1998). Las dos finales de Europa League que ha disputado las ha ganado.
Esta contundente derrota pone fin al inigualable idilio de Emery con la competición, que ganó en 2014, 2015 y 2016 cuando dirigía al Sevilla. Ese trienio le abrió las puertas del París Saint-Germain, quien buscaba un entrenador efectivo en eliminatorias pensando en la Champions.
De esta manera la maldición en competiciones europeas continúa para el Arsenal, que solo ha levantado dos títulos continentales, la Recopa de 1994 y la Copa de Ferias de 1970. (Iam)