Cinco observaciones

EL VUELO NO DEBIO SER AUTORIZADO

El plan de vuelo presentado por la aerolínea Lamia, antes de emprender el viaje que llevaría a la muerte a 71 personas, entre ellos 19 miembros del plantel del equipo brasileño Chapecoense, recibió cinco observaciones por parte de una funcionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea de Bolivia (Aasana) en Santa Cruz de la Sierra, a pesar de lo cual, autoridades superiores autorizaron el despegue.
Según el informe firmado por la funcionaria Celia Castedo Monasterio, al que tuvo acceso el diario boliviano El Deber, el plan de vuelo presentado por el despachador de la empresa Lamia, Álex Quispe (uno de los siete tripulantes fallecidos), mencionaba los siguientes problemas: “la autonomía de vuelo no era la adecuada, faltaba un segundo plan alterno, el informe fue mal llenado y era necesario hacer varios cambios” en el esquema.
Por otra parte, Chapecoense informó ayer que el velorio de los futbolistas fallecidos el lunes pasado en Colombia al caer el avión en el que viajaban será realizado mañana en el estadio Arena Condá de la ciudad de Chapecó, sur de
Brasil, en una ceremonia en la que se esperan unas 100.000 personas.
“Los restos vendrán en la madrugada del sábado en un avión militar desde Medellín”, dijo el vicepresidente de Chapecoense, Ivan Tozzo, en conferencia de prensa.
En tanto, el presidente de Brasil, Michel Temer, confirmó su presencia en la ceremonia de recibimiento de los cuerpos de la mayoría de los 71 fallecidos en el vuelo chárter boliviano que cayó por falta de combustible a pocos minutos de aterrizar en Medellín, adonde se dirigía el equipo a jugar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional. (Télam)

Compartir