Con poco, se quedó con todo

LIGA CULTURAL: ALL BOYS VENCIO A SANTA ROSA Y ES LIDER

Atlético Santa Rosa y All Boys aburrieron a todos anoche en una nueva edición del clásico de la ciudad, que terminó en manos del Auriazul por el simple hecho de haber aprovechado las pocas ocasiones de gol que tuvo, más por errores rivales que por aciertos propios.
Entre la floja iluminación del estadio Mateo Calderón, el mal estado del piso y lo poco que ofrecieron los dos equipos, el clásico será rápidamente olvidable para el buen número de personas que desafiaron a la fresca noche para ver a sus equipos.
El encuentro, correspondiente a la séptima fecha de la Zona Norte en el Torneo Clausura de la Liga Cultural de fútbol, terminó 2-0 favorable a All Boys, que de esa manera se trepó a la punta de su grupo, al menos hasta que el domingo se complete la jornada.
Alejandro Morettini de penal en el cierre del primer tiempo y Nazir Leones promediando el complemento, marcaron los goles para el equipo dirigido por Gustavo “Luchi” González.
Del otro lado, Santa Rosa desaprovechó una oportunidad para tomar ventaja en la lucha por evitar el descenso de categoría. Hoy, en la general el Albo suma 17 puntos y, aunque aún está lejos del último Unión y Amistad (tiene 7 y hoy estaría descendiendo directamente), podría quedar esta jornada en zona de Promoción si Atlético Macachín (penúltimo con 16) le ganara a Unión de Miguel Riglos.

Penales.
El clásico tuvo poco para resaltar, más allá de dos equipos que corrieron mucho, que se apuraron aún más y que chocaron constantemente contra su rival y ante sus propias imprecisiones.
Santa Rosa fue una máquina de tirar la pelota hacia adelante, favoreciendo el trabajo defensivo de un All Boys que contaba con Morettini, Ezequiel Roque y Juan Cruz Vassallo para cabecear todo lo que llegaba en forma frontal. Sólo algunos arranques de Facundo Sclavuno por la derecha generaron algo de expectativa, pero lejos estuvieron los dirigidos por Raúl Mansilla de crear real peligro.
Del otro lado, el buen trabajo de Angel Acosta en el medio le dio un poco más de tenencia a la visita, que en ofensiva cometía los mismos errores que el local: iba más rápido que el juego y terminaba chocando.
La diferencia fue un penal, o dos. Primero se dio en el área de All Boys, cuando Vassallo cruzó a Sclavuno, pero el apuro del local por tirarse y exagerar la falta terminó confundiendo al árbitro Cristian Rubiano, que no cobró nada. Del otro lado, Marcelo Acosta envió un centro bajo que Yamil Durán quiso parar con el pecho y aparentemente le pegó en la mano, por lo que Rubiano marcó la falta. Morettini, con un remate fuerte y alto, marcó el gol en el cierre del primer tiempo.
En el complemento Santa Rosa insistió con los pelotazos a las cabezas rivales, y All Boys aprovechó un error para cerrar el clásico: Félix Maxenti jugó corto hacia atrás para su arquero, Leones anticipó y definió con tranquilidad para el 2-0.
Lo demás fue ir, chocar y regalarse la pelota; como en el resto del juego. Pero el Auriazul ya había hecho su trabajo, y por eso se quedó con todo.