Cristian Rubiano, el elegido

SERA EL ARBITRO DE LA FINAL DEL TORNEO OFICIAL 2018

El árbitro Cristian Rubiano, uno de los mejores de la Liga Cultural de Fútbol, fue designado para el encuentro entre Pampero de Guatraché y All Boys de Santa Rosa, correspondiente a la final de vuelta del Torneo Oficial 2018 de la Liga. El partido se disputará este domingo, desde las 17, en la cancha de la Estrella guatrachense.
Rubiano, que el lunes estará como asistente en el compromiso entre Deportivo Madryn y Deportivo Roca por el Federal “A” de fútbol, estará acompañado por Marcos Muñiz y Marcos Galván; mientras que Martín Lobo será el cuarto árbitro y además estará a cargo de arbitrar la final de ida de juveniles entre Argentino de Darregueira y Mac Allister, que se jugará como preliminar de Pampero-All Boys.
De esta manera, y como sucedió en la definición del Torneo Oficial 2017, el árbitro santarroseño será nuevamente el encargado de impartir justicia en el encuentro definitorio. Así, se volverán a repetir los nombres de los colegiados, ya que en la final del año pasado también Leopoldo Gorosito (como ocurrió el domingo) fue el árbitro de la ida.
Cabe recordar que el domingo pasado, All Boys se quedó con la victoria por 2-1 en el encuentro de ida, tras
comenzar en desventaja. Pampero se había puesto en ventaja por intermedio de Jordan Cornara; y el Auriazul lo dio vuelta con los tantos de Matías Sosa y Jerónimo Gutiérrez.
Por este motivo, al actual tricampeón de la Liga Cultural le alcanzará hasta con un empate para consagrarse nuevamente en el ámbito doméstico. Mientras que Pampero deberá ganar por dos goles para lograr el título o por uno para llevar la definición a los remates desde el punto del penal.
De cara a la revancha, el entrenador del Auriazul tendrá disponible a los mediocampistas Gastón Ceccani, que cumplió una sanción y sería titular (saldría Tomás Arzer o Tenca Hernández), y Mauro Barreiro, que se recuperó de una lesión aunque estaría en el banco de suplentes.
La probable formación: Brian Roston; Matías Sosa, Ezequiel Roque, Renzo Quiroga y Gastón Rosales; Antú Hernández, Ceccani, Arzer o Tenca Hernández y Lucas Carrasco; Jerónimo Gutiérrez y Luciano Andrada.
Por su parte, Pampero de Guatraché, que como ocurrió en la semana anterior tampoco realizó un entrenamiento con todo el plantel (entrenaron por separados en Guatraché, Bahía Blanca y Santa Rosa), presentaría la misma formación: Matías Boto; Nicolás Kirof, Lucas Vassallo, Darío Seip y Paulo Pantanetti; Alejo Di Carlo, Nicolás Alecha, Gonzalo Turri y Javier George; Jordan Cornara y Cristian Klobertanz.

Se definen los torneos 2019
El Consejo Directivo de la Liga Cultural de Fútbol se reunirá hoy, a partir de las 19.30, en la sede de la entidad para tratar dos puntos. El primero será la aprobación de los boletines, mientras que el segundo será el más importante, ya que se tratará la forma de disputa y fecha de inicio de los torneos oficiales del 2019. Teniendo en cuenta que en la primera parte del año no se jugará el Provincial, la Liga deberá reprogramar para febrero o marzo el comienzo de los campeonatos, como así también tendrá que determinar cómo se definen los cuatro cupos que faltarían para el Provincial 2019.

Sanciones “leves” tras las agresiones
Los ocho futbolistas de Unión de Miguel Riglos y los tres de Sportivo Luan Toro, que habían sido informados tras los incidentes que se generaron al término del encuentro que disputaron por la Promoción, recibieron dos fechas de sanción por parte del Tribunal de Disciplina de la Liga Cultural de Fútbol.
Los jugadores de Unión sancionados fueron Maximiliano Castaño, Leonardo Zapata, Leandro Hidalgo, Nicolás Aranda, Ignacio Gauna, Mariano Balda, Maximiliano Aranguez y Pablo Flores, quienes no podrán estar en los primeros encuentros del año próximo.
En tanto, los futbolistas de Sportivo Luan Toro que recibieron dos jornadas de suspensión fueron Santiago Romero, Angel Medina y Emilio Torres.
En todos los casos, el Tribunal les aplicó el artículo 203 del Reglamento de Transgresiones y Penas que dice “suspensión de uno a diez partidos, cuando no pueda determinarse de quien partió la agresión”. Por otra parte, el entrenador de Sportivo Luan Toro, Ever Bideplan, que también fue parte de los incidentes, recibió tres encuentros de suspensión. Mientras que Federico Boeris, preparador físico de Unión de Riglos, deberá purgar dos partidos de suspensión.