“Cumplimos con el objetivo de llegar”

CAMILA SANCHEZ, TRAS DISPUTAR EL CAMPEONATO MUNDIAL DE ENDURANCE

La toayense Camila Sánchez (16 años) fue una de las 55 jinetes que lograron completar los 120 kilómetros de la carrera por el Campeonato Mundial de Endurance, disputado el 23 de este mes en Valeggio sul Mincio, de la provincia de Verona, Italia.
El certamen, que se desarrolló en la categoría Four Young Rider, contó con la participación de 105 jinetes de 33 países. Sánchez ocupó el puesto 37 con un tiempo de 6 horas, 46 minutos y 16 segundos, tras completar cuatro difíciles etapas por caminos montañosos.
“El sólo hecho de largar fue un triunfo, y llegar significó cumplir con el máximo objetivo que nos propusimos . Quedamos más que contentos”, dijo ayer Camila, quien viajó a Italia junto a su padre, Guillermo, quien dirige el equipo XR.
Camila, que compitió con un caballo Chileno llamado Perseverancia Máximu, entrenado en Francia, fue de menor a mayor. En la primera etapa marchaba 70, pero luego fue trepando posiciones, mientras que se producían los abandonos. “Completé el recorrido porque la estrategia de carrera fue la correcta”.
-¿Cuál fue la estrategia?
-Había que ir rápido, pero siempre teniendo en cuenta que el caballo no se fatigara más de la cuenta. El entrenador nos dijo que el caballo estaba para un promedio de 17 o 18 kilómetros por hora. Traté de no pasarme de ese promedio, controlando su galope.
-¿Cómo fueron las etapas?
-Nunca antes había disputado etapas tan largas. En Argentina 120 kilómetros se hacen en cinco tramos. El único problema que tuve fue en la segunda etapa cuando una piedra quedó en un casco. Por suerte se la sacamos y siguió con buen ritmo.
-¿Cómo fue el encuentro con el caballo?
-Apenas dos días antes tomé contacto con el caballo, que en todo momento se comportó muy bien. Se bancó la carrera, que se desarrolló por caminos montañosos, con piedras. Si fuera por él, hubiera ido más rápido, tuve que controlarlo.
-¿Disfrutaste la carrera?
-Sí, totalmente. El caballo fue un genio, y todo fue más fácil. La verdad que al terminar la carrera me quería traer el caballo para Toay.
-¿Por qué se produjeron tantos abandonos?
-En carreras largas, es normal que se produzcan abandonos. Y mucho más en el Mundial, que se compitió por lugares montañosos.
Camila manifestó que en el Mundial puso en práctica todo el conocimiento que fue acumulando durante estos años, y que experimentó una enorme alegría al recibir invitaciones para otras carreras internacionales. “Fue una experiencia muy linda la que viví en Italia, conocí gente nueva, jinetes de otros países. Estoy feliz”.

Orgulloso.
Guillermo Sánchez se mostró orgulloso del desempeño que tuvo su hija en Italia. Aseguró: “El entrenador del caballo quedó fascinado de la manera que tiene de correr Camila, y que por esa razón nos invitó a disputar el año que viene una de las carreras más importantes del mundo que se realizarán en Francia.