Del Potro, eliminado por el francés Pouille

TERCERA RONDA DE WIMBLEDON

Juan Martín Del Potro quedó eliminado en la tercera ronda de Wimbledon, al perder con el francés Lucas Pouille por 6-7 (4), 7-6 (6), 7-5 y 6-1, en un partido que se reanudó ayer en la cancha 12 del All England Club tras la suspensión del sábado por falta de luz.
El tenista europeo, número 32 del ranking mundial, liquidó el pleito ayer en 22 minutos tras imponerse en el cuarto set sin resistencia del tandilense, que sólo pudo mantener la paridad hasta el tercer game.
Del Potro, que volvía al máximo torneo sobre césped luego de dos años de ausencia, había terminado extenuado el sábado al momento de la postergación y ayer no demostró ninguna reacción para revertir un partido que Pouille cerró con mucha autoridad.
El activo francés fue implacable con su saque y mantuvo la efectividad de sus tiros ganadores, tal como sucedió en las tres primeras mangas jugadas el día anterior.
El argentino, ubicado en el puesto 165 del ranking mundial ATP, pudo inclinar el cuarto set a su favor cuando estuvo a dos puntos de quebrarle el servicio a su rival (0-30) después de haber ganado un juego cada uno. Sin embargo, Pouille se recuperó de esa situación incómoda y desde entonces marchó firme a una victoria que se consumó en un acumulado de dos horas y 27 minutos.
El francés, que diseñó en este torneo su mejor actuación histórica en un Grand Slam, jugará los octavos de final con el australiano Bernard Tomic, que llega de ganarle al español Roberto Bautista Agut (14) por 6-2, 6-4 y 6-4.
Al margen de la derrota, Del Potro terminó una semana positiva, pues consiguió vencer nuevamente a un “top ten” como el suizo Stan Wawrinka en lo que fue su resultado más importante desde que regresó al circuito tras una larga racha de lesiones.
El tandilense sacó al helvético en la segunda ronda, después de superarlo en cuatro sets, y previamente eliminó al francés Stephane Robert en la rueda inicial del Abierto inglés.
“Hace cuatro o cinco meses no imaginaba estar donde estoy hoy, así que por más que duela perder una chance importante como ésta, lo que pienso ahora es seguir preparándome para poder tomar esa chance en algún momento”, valoró el argentino después de su eliminación.
“Quedo agotado después de cada partido. Cada vez que entro a la cancha siento un desgaste físico, mental y emocional muy grande, producto de la falta de ritmo. Es lo que me toca vivir en este momento. Cuando uno atraviesa ese tipo de situaciones con normalidad, cuando viene con muchos partidos jugados, todo sale más natural y no hay tantos nervios”, diferenció. (Télam)

Compartir