Del Río, siguiendo los pasos de su padre

EL PILOTO ORIUNDO DE BONIFACIO SE CONSAGRO CAMPEON DEL SUPERCAR

Juan María Del Río se consagró campeón del Supercar Región Pampeana, cuya última fecha del año se disputó ayer en el Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay. En las finales de ayer se impusieron Eduardo Martínez y Facundo Onandia, respectivamente.
Juan María Del Río (24 años), oriundo de Bonifacio y a bordo de un Ford Falcon, se consagró campeón del Supercar Región Pampeana al imponerse en los play off, cuya última fecha puntable se disputó ayer en el Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay, en donde también se presentaron el Zonal 2000, la Fórmula Renault Pampeana y el Promocional.
Del Río, que llegó líder del certamen, quedó ayer cuarto y tercero en las dos finales, respectivamente, para obtener su primera corona en su segunda temporada en la categoría, siguiendo lo pasos de su padre, Raúl, que también fue campeón.
El piquense Eduardo Martínez y el santarroseño Facundo Onandia, que también arribaron con chances de ganar el título, se impusieron en las dos emocionantes finales. En tanto que el macachinense Daniel Costa (Chevrolet), que arribó segundo en los play off, fue excluido en la segunda final tras un toque en perjuicio de Onandia y Martínez.
El Supercar inició la jornada con la victoria de Martínez, que estableció un tiempo de 23m42s 530 en las 14 vueltas al trazado de 3.429 metros de extensión. El podio se completó con Facundo Onandia, a 0,600, y Teja, a 11s680. Cuarto fue Del Río y quinto, Costa.
Martínez se adueñó del primer puesto en la segunda vuelta, tras superar a su coterráneo Luis “Gringo” Teja. Mientras que Onandia no tardó en saltar a la segunda posición, en tanto que Costa, que había largado desde atrás, fue superando autos hasta prenderse en la lucha por los primeros lugares.
Con el correr de las vueltas Martínez estiró ventajas como puntero, seguido por Facundo y Gerardo Onandia. Teja se aferraba a la cuarta colocación, delante de Del Río y Valencia.
Cuando promediaba la octava vuelta, Costa dio cuenta de Del Río, y se fue en busca de Gerardo Onandia, a quien también superó. Martínez se mantuvo a la vanguardia hasta la bandera a cuadros, superando a Onandia y Costa, quien luego fue reclasificado quinto por un toque a Del Río.

Onandia.
El joven santarroseño Facundo Onandia (Ford), con 18m52s643, se adjudicó la segunda carrera con 18m52s643 en los 12 giros, relegando al macachinense Guillermo Baltián (Ford), a 1s618, y Del Río, a 13s725. La cuarta posición fue de Alejandro Irazusta, a 13s839, y la quinta, de Gerardo Onandia, a 14s602.
Del Río desembarcó en esta final con apenas nueve puntos de ventaja con respecto a Costa. Por lo tanto la final se presentaba emocionante, tal como sucedió desde el primer giro.
Costa trepó al primer puesto en la segunda vuelta al superar a Baltián. Más atrás presionaban Martínez y Facundo Onandia, y Del Río se retrasó al sexto lugar, por una falla en su Ford.
La lucha entre Martínez, Onandia y Costa fue electrizante. Los tres se mostraban parejos, y se fueron intercambiando las posiciones, con maniobras ajustadas.
En la cuarta vuelta, Onandia pasó a Martínez, y Costa atacaba sin dar tregua hasta que le ganó la posición al piquense. Los tres autos ofrecían uno de los mejores show del año. Bastante más atrás marchaban Baltián, Del Río e Irazusta.
En la octava vuelta, Costa se pasó en un frenaje y chocó primero a Onandia y después a Martínez, que debió abandonar. La desafortunada maniobra del macachinense no sólo perjudicó a sus rivales, sino que tiró por tierra sus aspiraciones de ser campeón.
La carrera la ganó Onandia (pudo continuar tras el choque), superando a Baltián y Del Río.